- Publicidad -
jueves, febrero 2, 2023

Síguenos en nuestras redes sociales:

- Publicidad -

Comunicación, confianza y colaboración ante los retos

Cuando fui invitado a participar en esta edición para hablar sobre los mayores aprendizajes que tuvimos en Recursos Humanos de Mabe durante y después de la pandemia por Covid-19, inmediatamente recordé a Ray Dalio, quien en su libro “Principles” (Simon & Schuster, 2017) nos habla del papel fundamental que tiene basar la toma de decisiones en principios y valores para asegurar el éxito.

Sin duda esto nos permitió seguir adelante partiendo de que sabíamos que debíamos cuidar a lo más importante que tenemos en Mabe: nuestra gente. Nuestro entorno nos puso a prueba al cambiar de manera radical todo lo que conocíamos, hacíamos y pensábamos, dándonos poco tiempo para asimilar o incluso buscar nuevas formas de hacer las cosas para seguir adelante; y aun cuando algunos estaban enfrentando pérdidas irreparables en casa, no podíamos bajar la guardia. Como líder de Recursos Humanos en una organización de más de 25,000 colaboradores con operaciones en más de 17 países, en la que debía encontrarse la manera más rápida de adecuarnos a los cambios para mantener la continuidad del negocio —y además contar con una estrategia sólida que respaldara al colaborador y su familia— tuve que tomar muchas decisiones que gracias al compromiso, cooperación y soporte de todo el equipo resultaron ser casos de éxito para Mabe.

APRENDER NOS LLEVA A EVOLUCIONAR

¿Tuvimos aprendizajes? Muchos. Desde modificar planes de acción que se iban construyendo en el camino, hasta implementar en poco tiempo nuevas formas de trabajo para salvaguardar la seguridad de todos. Pero puedo decir con certeza que estos aprendizajes son los que nos permitieron evolucionar en muchas cosas que probablemente hubiéramos hecho más adelante; lanzamos nuestros nuevos esquemas de trabajo que nos permiten mantener el bienestar de nuestra gente; agregamos opciones para capacitar y comunicarnos con los colaboradores; se desarrollaron nuevos beneficios, dinámicas, procesos; empezamos a medir indicadores que antes eran inimaginables, entre muchas cosas más. Aun cuando los escenarios para el mundo entero eran preocupantes, nosotros logramos salir adelante de manera exitosa gracias a 4 puntos que para Mabe fueron fundamentales desde el inicio de la pandemia y que sabíamos nos permitirían mantener la confianza que depositan nuestros consumidores en nuestros productos:

LO MÁS IMPORTANTE PARA NOSOTROS ES NUESTRA GENTE

Las personas y su bienestar son lo que le permiten a una organización ser exitosa o no. Nuestra misión se enfoca en ofrecer soluciones prácticas para el bienestar de los hogares del mundo, pero para poder brindarlo a nuestros consumidores, tenemos que promoverlo en nuestros colaboradores primero. Partiendo de que cada colaborador cuenta con necesidades particulares, se encuentra en entornos completamente distintos y se desempeña en funciones muy específicas, es desafiante para la compañía encontrar aquellos motivadores que, desde su filosofía, le hagan sentir a cada persona que es valorada.

En el caso de la pandemia, además de cumplir con las legislaciones en todos los países donde operamos, fue necesario el desarrollo de nuevas opciones que les garantizaran que tanto ellos como sus familias se encontraban seguros en Mabe, haciéndoles sentir en todo momento respaldados por esta gran familia.

Trabajamos un plan de salud completo con diversas acciones que nos permitían sensibilizar, identificar y abordar los contagios en nuestros colaboradores y su círculo cercano, entendiendo los riesgos que este virus representaban para ellos y cuidando al mismo tiempo su estabilidad laboral, pero también el cumplimiento a los objetivos del negocio.

Desde el inicio de la pandemia teníamos claro que enfrentaríamos retos importantes como cualquier otra empresa, pero que tomaríamos las decisiones que fueran necesarias para conservar el empleo de todos nuestros colaboradores, ya que de nosotros dependían miles de familias en las que, en algunos casos, este era su único ingreso en casa. Y así lo hicimos, ninguno de nuestros colaboradores perdió su empleo. Llevamos a cabo planes en conjunto con el resto de las áreas para asegurar que se cuidaran las condiciones que mantuvieran la continuidad de Mabe y contamos con un gran soporte por parte del área de Finanzas para mantener escenarios sanos para la organización. Activamos desde 2020 nuevos esquemas de trabajo remotos e híbridos para cuidar a las personas de un posible contagio, y durante el 2021 los hicimos oficiales. La construcción de este proyecto se pensó en procesos que sean replicables y escalables a la organización, y ha sido posible gracias al involucramiento de todos los integrantes del Equipo de Liderazgo. Actualmente hemos logrado en 4 fases hacer el despliegue de estos diferentes esquemas con 2,390 colaboradores en México y 13 países más. Pusimos a disposición de los colaboradores y sus familias la “Línea de Atención mabe Salud” para recibir cuidado en temas relacionados a su salud física, emocional y asesoría financiera. Desarrollamos una aplicación móvil que seguimos utilizando para monitorear y dar seguimiento a síntomas y posibles redes de contagio; dentro de nuestras operaciones garantizábamos la aplicación constante de pruebas para la detección del virus en todas las personas aun cuando no se mostraban síntomas. Nuestra estrategia se acompañó de una red interna de médicos que nos permitieron dar atención al bienestar de los colaboradores y sus familiares.

Contar con una base sólida y afianzada de la cultura en nuestra gente nos permitió obtener resultados positivos en la implementación de todas las acciones propuestas. Debo decir que este trabajo en el desarrollo de la cultura que queremos en la compañía se viene trabajando ya desde hace 8 años; camino en el que buscamos promover equipos colaborativos, maduros, líderes conscientes, personas capaces de reconocer y aprender de los demás, con pensamientos y actitudes siempre enfocados en buscar lo mejor para Mabe.

CONTRIBUIR A LA SOCIEDAD DESDE NUESTRAS ACCIONES

Desde nuestra estrategia, uno de nuestros principales focos es que todo lo que hagamos tenga un impacto positivo en la sociedad. Durante esta crisis sanitaria, nosotros sabíamos que, además de cuidar a las familias de los colaboradores, podíamos sumar de alguna otra manera. Es por eso que, a través de un esfuerzo solidario y aprovechando la innovación que nos que nos caracteriza, desarrollamos el Aerobox, un dispositivo que permite disminuir el riesgo de exposición al personal médico al momento de intubar a los pacientes. Para agilizar el diseño y producción del Aerobox se usó como punto de partida uno de los cajones de verduras que se utilizan usualmente en los refrigeradores de la marca; de esta manera se tuvo acceso a materia prima y a la capacidad instalada para producirlo y armarlo de manera muy rápida. Gracias a este esfuerzo conjunto logramos entregar más de 40 mil piezas a hospitales públicos y privados en Argentina, Colombia, Ecuador, México y países de Centroamérica. Partiendo de nuestro espíritu de colaboración y entendiendo que juntos en momentos de crisis como este, somos más fuertes, unimos fuerzas con P&G (Ariel) y donamos más de 500 centros de lavado, que fueron modificados para contar con un ciclo especial de higienizado para facilitar y hacer más eficiente el lavado de prendas en distintas instituciones del sector salud en toda la República Mexicana.

Dadas las buenas prácticas que tuvimos para mitigar los contagios y los resultados positivos que estábamos viendo, y entendiendo que nuestra cadena de suministro es parte esencial en la continuidad de las operaciones, asesoramos a algunos de nuestros proveedores o visitantes sobre los protocolos ante Covid-19, compartiendo las mejores prácticas de salud y seguridad.

CONFIAR EN EL GRAN EQUIPO

Cualquier acción con un equipo sólido de liderazgo, es más fuerte. Desde el primer día de esta pandemia el empoderamiento que nuestro CEO promueve constantemente en el Equipo de Liderazgo de la compañía fue parte primordial en el logro de los planes para la continuidad del negocio. Así mismo, nosotros teníamos la responsabilidad de promover esa capacidad en nuestros propios equipos. Por ello en Recursos Humanos trabajamos puntualmente en desarrollar las habilidades necesarias para que cada integrante fuera accountable desde su función sin importar su esquema de trabajo, manteniendo el compromiso que tienen sobre su desempeño y elevando su índice de bienestar.

Para asegurar que teníamos claridad a tiempo sobre cómo se movían los contagios y poder accionar de manera inmediata, generamos un mecanismo de sesiones diarias en Recursos Humanos; estas reuniones de seguimiento fueron muy efectivas para resolver crisis en un escenario cambiante de constante incertidumbre. Transmitir confianza sobre las decisiones que se estaban tomando y la manera de ejecutarlas nos permitió lograr que los integrantes de las áreas incluso superaran el logro de los objetivos; teniendo como consecuencia resultados positivos no solo para la compañía, sino también en las personas al ver lo que estábamos logrando aun cuando atravesábamos una situación de crisis sanitaria en el mundo.

COMUNICAR CON TRANSPARENCIA, CON CONFIANZA Y ASERTIVAMENTE

Estar en constante comunicación con nuestra gente sobre los cambios en el entorno y lo que necesitábamos de cada uno fue pieza clave durante este periodo. Durante la contingencia buscamos conectar con las personas de distintas maneras: lanzamos un plan de dinámicas semanales y eventos virtuales que nos permitían mantener la cercanía, y aprovechar las herramientas digitales para enlazar a colaboradores de diferentes países, áreas y operaciones. Llevamos a cabo Town Halls (sesiones globales de comunicación interna) para comunicar los objetivos y logros de Mabe en dos idiomas; lanzamos también conexiones personalizadas en la que cada área podía tocar temas específicos. Nuestro equipo de Tecnologías de la Información nos acompañó en cada iniciativa de comunicación para asegurar que contábamos con las herramientas necesarias para seguir conectados a la distancia, cuidar de nuestra gente y mantener a los equipos enfocados en los objetivos del negocio. Los últimos años nos han dejado aprendizajes personales, profesionales y lecciones de vida que nos han hecho cambiar la forma en la que hacíamos las cosas en casa, en nuestro trabajo, con la familia y amigos. Pero si de algo estoy seguro es de que todos tuvimos una lección en la que reconocimos que lo que mueve al mundo, a la sociedad y las organizaciones, son las personas con las que convivimos todos los días; de ahí la importancia de buscar ser mejores para contribuir en mayor medida con lo que hacemos y disfrutar más el tiempo que compartimos con los demás.

En RRHH trabajamos puntualmente en desarrollar las habilidades necesarias para que cada integrante fuera accountable desde su función sin importar su esquema de trabajo.

Durante la pandemia nuestros productos jugaron un papel fundamental en la vida de las familias en México y el mundo. Fueron meses encerrados en casa interactuando de manera frecuente con nuestros electrodomésticos, y fue justo en ese espacio tan importante para cada hogar, que seguimos siendo parte fundamental del bienestar y funcionamiento del núcleo familiar. Este periodo nos impulsó a pensar diferente y buscar soluciones innovadoras para nuestros consumidores y usuarios. Si bien el mundo ha vuelto a una “nueva normalidad”, en Mabe no bajamos la guardia y seguimos trabajando para fortalecer nuestra cultura, aprovechando los retos del entorno para evolucionar. Vivimos tiempos retadores en los que la única constante es el cambio, por ello la adaptabilidad y la capacidad de reacción dentro de la organización son elementos fundamentales. Hoy más que nunca me siento afortunado de ser parte de un gran equipo que ha sabido tomar riesgos calculados y decisiones acertadas basadas en nuestros principios.

Si alguien me hubiera contado que esto sucedería hace tiempo, probablemente hubiera dudado del impacto tan grande que estos cambios marcarían en nuestra historia; estoy seguro, como el gran equipo que somos, que estamos listos para seguir enfrentando retos en el futuro.

¿POR QUÉ ES ÚTIL ESTE APRENDIZAJE PARA OTRAS EMPRESAS?

La agilidad para adaptar a toda organización a escenarios de cambio se obtiene al contar con pilares sólidos que se construyen con la confianza que tienen sus colaboradores en ella; se debe mantener en el radar el impacto de sus acciones en el entorno y la manera en la que fluye la información entre todas las partes. Es importante que desde el Equipo de Liderazgo, la toma de decisiones se base en los principios y filosofía de la compañía para orientar mejor los planes de acción, sin perder de vista que para tener claridad sobre aquellas cosas que se pudieron hacer mejor, se debe observar y reconocer con humildad cada detalle.


En 1946 las familias de Egon Mabardi y Francisco Berrondo inician operaciones como una empresa familiar dedicada a la construcción de gabinetes de cocina y lámparas fluorescentes, y en 1950 fabricaron la primera estufa que salió a la venta en México. Para finales de los años 60, Mabe fabricaba y exportaba refrigeradores y estufas al mercado centroamericano y caribeño; en 1976 realizó su primera exportación a Estados Unidos. En 1987 se estableció una alianza estratégica con General Electric (GE). Con esta unión, Mabe llega al mercado americano al tiempo que inicia el intercambio de tecnología y conocimiento con GE, situación que sienta las bases de la compañía que hoy nos representa. En las últimas 2 décadas Mabe ha continuado su consolidación como una de las compañías líderes en mercado a través de alianzas comerciales, adquisición de compañías y creación de plantas de manufactura. Actualmente fabrica más de 12,200 millones de productos anuales, en 12 plantas para 13 marcas distribuidas en América y que además se comercializan en más de 75 países alrededor del mundo.

SECTOR DE LA EMPRESA: Manufactura.
MARCAS PRINCIPALES: Mabe, iomabe, Monogram, Café, GE, GE Profile, Easy, Patrick, IEM, Centrales, Atlas, Cetron.
LOCACIONES: 11 plantas de manufactura, 5 Regiones comerciales en América y oficinas de comercialización en otros continentes.
HEADCOUNT TOTAL: + 25,000
ROTACIÓN APROXIMADA: 2.3%
PRESUPUESTO DE CAPACITACIÓN Y DESARROLLO: .06%
CERTIFICACIONES, RECONOCIMIENTOS Y PREMIOS: ISO 14000, Industria Limpia, OEA (Operador Económico Autorizado en Colombia y Costa Rica), CTPAT, ISO 9001, UL Top Companies para México. Reconocida por EP100, parte de The Climate Group como una de las dos empresas en el segmento de Sistemas de Manejo de Energía como modelo a seguir por el destacado progreso en nuestras metas. Socio estratégico de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en el programa de apoyo a refugiados.

CONTACTO
tienda.mabe@mabe.com.mx

- Publicidad -

artículos relacionados

Artículos recientes

- Publicidad -