miércoles, agosto 4, 2021
Aura

La necesaria adaptabilidad

Durante toda nuestra vida el cambio ha sido algo natural para nosotros. Crecemos, aprendemos, nos entusiasmamos con nuevas ideas, exploramos. Transitamos los cambios de distintas etapas de nuestra vida profesional y personal. Le hemos buscado la vuelta a innumerables situaciones y logramos salir adelante.

 

De alguna manera hemos desarrollado resiliencia: la capacidad de superar las dificultades, o incluso de crecer ante la adversidad. El viejo dicho “lo que no te mata te fortalece” ha sido nuestra capacidad de superar contratiempos y salir fortalecidos. La humanidad ha provocado cambios y, a su vez, respondió a otros que fueron apareciendo. De alguna manera llegamos hasta aquí. Esa manera es la capacidad de respuesta a los cambios, y los hay de todo tipo: algunos graduales, otros más bruscos, pero cambios al fin. Esa capacidad de respuesta se denomina adaptabilidad, que es, al final de cuentas, ante un cambio en el entorno, la manera como las personas logran acomodarse y responder de forma efectiva. La adaptabilidad es una capacidad.

Como en todas las cosas, hay personas a las que les es mucho más fácil adaptarse; otras no tanto. Pero en todo caso, es una capacidad que puede desarrollarse. Para muchos es una capacidad latente, que se puede activar en un entorno favorable, y por la percepción que la persona tenga de sí misma. Todo cambio acarrea alguna pérdida y genera una nueva etapa. La adaptabilidad siempre es necesaria. Cuando los cambios se dan por un hecho externo, algo que pasa “afuera”, un hecho provocado por una decisión tomada por otros, o un evento natural que afecta el entorno, la adaptabilidad es más que necesaria. Es la capacidad de procesar las pérdidas que trae el cambio y la posibilidad de abrazar un nuevo comienzo. La adaptabilidad permite a las personas manejar mejor la adversidad, ser resistentes y desarrollar resiliencia. Cuanto mejor se puedan adaptar a los cambios, mejor podrán manejar el estrés que esa adversidad seguramente produzca. 

“No es el más fuerte de la especie el que sobrevive, tampoco es el más inteligente el que sobrevive. Es aquél que es más adaptable al cambio”. Charles Darwin

Hoy en día, más que nunca, en un mundo que se mueve cada vez más rápido, las organizaciones necesitan personas con capacidad de adaptabilidad. Tanto es así que es una de las cinco habilidades críticas en la actualidad. La razón es muy simple: una organización que contrata a una persona que tiene una especialidad, pero que no posee capacidad de adaptabilidad, muy probablemente tenga problemas para serle asignada otra tarea cuando esa especialidad cambie. La velocidad del cambio reclama personas que puedan adaptarse con éxito.

 

 

   

       

 

Enrique Baliño

 

CEO y Socio fundador, Xn Partners Conferencista internacional y autor de numerosos artículos sobre temas de desarrollo de liderazgo, gestión, cultura organizacional, el rol de las organizaciones en la sociedad, emprendedurismo, entre otros.

www.xnpartners.com

Kelly TELM

artículos relacionados

Artículos populares

DESCARGA GRATIS