miércoles, agosto 4, 2021
Aura

La evolución de las empresas y de los trabajadores frente al covid-19

A principios de marzo no nos imaginábamos lo que estaríamos a punto de vivir como sociedad y que cambiaría nuestras vidas: ni cuando el Gobierno Federal diera a conocer el primer caso de coronavirus en México, ni al momento de anunciar el inicio de la Jornada Nacional de Sana Distancia, ni cuando cambiamos de fases, ni ahora ante el regreso a la llamada “nueva normalidad”. Lo cierto es que como empresas e individuos hemos reaccionado y evolucionado rápidamente, primero para salvaguardar nuestra salud, la de nuestra familia y la de nuestros colaboradores; además, para darle continuidad a nuestros negocios.

EEl Covid-19 ha tenido un fuerte efecto en los mercados laborales alrededor del mundo. Sectores como el de turismo o el restaurantero, así como los micro y pequeños negocios, están sufriendo fuertes estragos; por lo tanto, algunos de estos sectores y/o empresas han tomado la decisión de disminuir sus plantillas. En OCCMundial hemos registrado un decremento de más del 50% en la publicación de vacantes en nuestro sitio, lo que refleja la grave situación del mercado laboral en el país. Pese a lo anterior, otros sectores como ventas, salud, logística, transportación y distribución están ofreciendo buenas oportunidades, especialmente de empleos temporales. La realidad es que ante el aislamiento y cierre físico de muchos negocios, las empresas hemos tenido que innovar y hacer más en condiciones más difíciles y con menos ingresos. El futuro del trabajo nos alcanzó y los grandes cambios que se estaban dando de manera gradual, los estamos experimentando hoy. La muestra clara es el home office o esquema de trabajo remoto, que para miles de organizaciones y millones de personas se convirtió en su realidad de la noche a la mañana.

Se estima que con el tiempo estos cambios impactarán de manera favorable a la reducción de costos, al medio ambiente y, claro, a las personas en general en su balance vida-trabajo.

Home office: ganar-ganar para empresas y empleados

El home office era, hasta antes de la pandemia, un formato poco utilizado por las empresas en México; más bien estaba adoptado por las personas que desarrollaban trabajos de freelance. Y en menor medida, para empleados con una situación personal excepcional que contaban con el apoyo de sus compañías para trabajar desde casa parcial o regularmente, u organizaciones que empezaban a implementar esquemas de trabajo flexible anticipándose al futuro. De acuerdo con un estudio realizado por la Asociación de Internet MX en conjunto con OCCMundial, 70% de los profesionistas ha estado trabajando desde casa en los últimos tres meses; la efectividad de este formato es una realidad, por lo que muchas empresas estarán adoptándolo de manera permanente en algunos puestos de trabajo. Así lo vemos en el “Termómetro Laboral” que revela que el 85% de las organizaciones considera de normal a muy alta la productividad de sus equipos. La estrategia del home office es un ganar-ganar para las empresas y para los empleados, ya que por ambas partes existirán obligaciones y beneficios. Se estima que con el tiempo estos cambios impactarán de manera favorable a la reducción de costos, al medio ambiente y, claro, a las personas en general en su balance vida-trabajo.

Trabajo freelance

Otro esquema de trabajo que tomó fuerza es el trabajo independiente o freelance. Tanto las empresas como las personas vieron en los proyectos independientes la manera de mantener una relación laboral que los beneficie mutuamente. Por un lado, las organizaciones se benefician ante la incapacidad de poder ofrecer posiciones con contrato permanente en lo que la economía del país toma su ritmo y éstas se recuperan financieramente. Y por el otro, para las personas se ha convertido en una alternativa, ya que de acuerdo con nuestro “Termómetro Laboral”, 6 de cada 10 profesionistas han optado por realizar trabajos freelance para continuar laborando y mantener su economía. Entre otras ventajas, los trabajadores tienen la oportunidad de conocer y laborar para varias empresas, negociar el pago, mantener un control del tiempo tanto para trabajar como para sí mismos.

Es de vital importancia que analicen si cuentan con las habilidades necesarias para responder a los desafíos, es decir, si tienen una buena mezcla de competencias digitales, socioemocionales, transversales, además de las que su puesto requiere específicamente.

Trabajos eventuales y nuevas alternativas

Los trabajos eventuales o temporales están detonando para responder a las necesidades de las compañías o de la población ante la pandemia, especialmente en puestos relacionados a ventas, atención a clientes, salud, logística, transportación y distribución. Pero también la realidad es que algunas empresas no pueden tomar un compromiso a largo plazo con nuevos empleados, por lo que se están decidiendo por contrataciones de este tipo. Alrededor del 30% de las empresas está publicando vacantes temporales en nuestra plataforma, mientras tienen certeza del rumbo de la economía del país. Hacia el tercer trimestre del año vemos una tendencia clara, tanto en industrias manufactureras, como de retail y servicio, hacia puestos temporales con contratos de uno a tres meses. Otro cambio que estamos viviendo es la generación de nuevos puestos laborales o la evolución de los ya existentes a raíz de este contexto. Un ejemplo es el COVID Officer, que en algunas industrias funcionaba bajo el nombre de Supervisor de Seguridad e Higiene. Este puesto es común en empresas manufactureras que tienen la responsabilidad de tener un control estricto dentro de sus procesos productivos. Ahora, esta posición demanda conocer e implementar los protocolos, medidas y normativas para la reincorporación de los empleados a los espacios físicos con el objetivo de salvaguardar su salud y bienestar.

Transformación digital de los negocios

La contingencia sanitaria ha afectado a todos los sectores productivos, pero de manera más profunda al pequeño comerciante, que vive al día de lo que vende y que se ha visto en la necesidad de detener su negocio y padecer la falta de liquidez. Ante esta situación, es imperativa la necesidad de estas empresas de ingresar al comercio electrónico y transformar su negocio hacia lo digital, ya que las PyMEs son la palanca de la economía y lo serán para la recuperación económica, tanto nacional como a nivel mundial. Existen diversos proyectos que están ayudando a los pequeños y micronegocios a dar el gran paso hacia la digitalización, como la iniciativa de la Asociación de Internet MX con el programa #LoAtiendoPorInternet, a través del cual se brindan herramientas y asesoría a este tipo de organizaciones para que se incorporen y aprovechen las bondades del comercio electrónico que llegó para quedarse.

Las nuevas habilidades

Recordemos que el capital humano es el activo más importante para las organizaciones. Dada esta importancia, las empresas deben seguir considerando cómo responder a las necesidades de su gente ante el contexto actual. De esta manera, los empleadores deben apoyar y resolver los requerimientos de sus colaboradores para poder trabajar de manera productiva en esta época de contingencia, por ello, es de vital importancia que analicen si cuentan con las habilidades necesarias para responder a los desafíos, es decir, si tienen una buena mezcla de competencias digitales, socioemocionales, transversales, además de las que su puesto requiere específicamente. Es así que desarrollar nuevas habilidades en los colaboradores cobra hoy mayor relevancia. Por ejemplo, en cuanto a competencias digitales, nos hemos encontrado que hasta las personas que creían tener un buen nivel han tenido problemas para aprovechar y expandir el uso que le daban a la tecnología; esta situación afecta más a quienes se encontraban en un nivel básico o inexistente de este tipo de habilidades. Ahora, en cuanto a las competencias blandas o socioemocionales, ante el aislamiento se requiere de creatividad, espíritu colaborativo, capacidad de adaptación, resiliencia, capacidad analítica, liderazgo, autonomía, entre otras. Esta mezcla de habilidades debe estar cubierta de manera primordial por los empleados, lo que se puede lograr a través de la capacitación, pero también buscarlas en la atracción de nuevos talentos, debido a que hay gente deseosa de conseguir un empleo y que puede ser de gran valor en las empresas para empujar los objetivos de venta y de continuidad del negocio, lo cual se convierte no sólo en una inversión sino en una necesidad de supervivencia. Lo que es verdad es que el futuro seguirá siendo incierto mientras la pandemia no se haya mitigado, pero confiamos en que el ímpetu que todos hemos puesto para mantenernos productivos y dar continuidad a nuestros negocios, continúe y crezca para impulsar los empleos y la economía de México lo más pronto posible. 

SERGIO PORRAGAS
Desde septiembre del 20 15 es el Director de Operaciones de OCCMundial, el Centro de Carrera Profesional en línea; a partir de entonces ha impulsado el crecimiento anual de más de dos dígitos de la compañía, la apertura de oficinas comerciales en 13 estados del país y la penetración del proceso de reclutamiento en las PyMEs. Anteriormente se desempeñó como Director Comercial y Director de Finanzas de la compañía y bajo su dirección, en 2011 se lanzó OCCEducación, unidad de negocio que ofrece opciones educativas de todos los niveles y especialidades. Previamente ocupó, por más de 12 años, puestos internacionales dentro del área de finanzas en Procter & Gamble y también colaboró en Convermex

Kelly TELM

artículos relacionados

Artículos populares

DESCARGA GRATIS