- Publicidad -
jueves, febrero 2, 2023

Síguenos en nuestras redes sociales:

- Publicidad -

La transformación y humanización de las empresas, en una nueva realidad

Tenemos la elección de vernos como perdedores durante estos dos años de pandemia o, por el contrario, hemos desarrollado nuestra capacidad de adaptación, reflexión sobre nuestro rol en la sociedad y hemos aprendido en estos tiempos de incertidumbre para que enfrentemos adecuadamente nuevos desafíos y también muchas cosas positivas.

Evidentemente de las crisis surgen las mejores oportunidades, y seríamos ciegos si desconocemos los extraordinarios avances que ha tenido el mundo y muchas empresas que han sabido transformarse entendiendo que “la época de cambio quedo atrás y que ahora estamos frente a un cambio de época”.

 

¿Este momento reciente nos ha llevado, acelerado y, en algunos casos, obligado a una verdadera transformación empresarial?

Con una multitud de clientes de diferente tamaño y diversos sectores de mercado, logramos apreciar que las empresas fundamentalmente recibieron la crisis de la siguiente manera: Supervivencia, para mantenerse en pie produciendo, atendiendo los compromisos que tenían con sus clientes, manteniendo la operación y buscando afectar lo menos posible a sus colaboradores; Reorganización, para resistir y balancear la disminución de ingresos y la inercia que traían los costos y gastos de la operación y administración; y Aceptación de una realidad, redirigiendo un destino incierto por no tener claro lo que estaba pasando ni hasta cuándo, y buscando mantener una utilidad y flujo de efectivo que les permitiera enfrentar la situación.

Léanse estos tres aspectos desde la más tranquila hasta la más desastrosa realidad; agregando situaciones conductuales y emocionales que afectaron profundamente la organización, la cultura, la ejecución de planes diseñados con anterioridad, el funcionamiento de los equipos de trabajo, el liderazgo, las ventas, y cada individuo que estaba viviendo la crisis a título personal, profesional y familiar.

Poco a poco se empezó a ver con más claridad cómo algunas empresas enfrentaron la situación y mostraron cuatro características importantes que los hacía sobresalir:

Rapidez, para adaptarse a la situación; Agilidad técnica, humana y metodológica, para enfrentar formas de trabajo desconocidas en algunos casos; Inteligencia colectiva para optimizar los procesos y los equipos de trabajo; e Inteligencia emocional para alimentar emociones positivas, creando esperanza y contrarrestando ansiedades y resistencias mediante procesos y estimulación de la resiliencia.

Han sido muchas horas en las que hemos aportado un profundo valor a nuestros clientes con nuestros servicios en Integral Management Consulting mediante la identificación y diagnóstico organizacional, colectivo, grupal, e individual de las personas ante la crisis y, por otra parte, en programas de desarrollo como el trabajo de redireccionamiento de la planeación y alineación estratégica, intervenciones con los equipos de trabajo para que mantengan y superen su alto desempeño, focalización en habilidades y competencias de Liderazgo en entornos VUCA, facilitación de cambios en los modelos de venta de las áreas comerciales, y servicio y experiencia en las áreas operativas, coaching de equipos, coaching individual y coaching relacional; y sobre todo muchas horas de desarrollo de conductas y comportamiento, y balance de la Inteligencia y Asertividad Emocional.

Un aspecto muy importante ha sido la eficacia y la eficiencia empresarial, capaz de alcanzar metas y no desperdiciar los recursos; mirando hacia adelante, sembrando y cosechando, y entendiendo que no se puede cambiar el viento, pero sí se pueden ajustar las velas.

 

TRANSFORMACIÓN EMPRESARIAL

La transformación empresarial es el proceso por el que las empresas revisan, cuestionan, reformulan y crean sus estrategias con el objetivo de anticiparse y reaccionar en el entorno en el que operan.

Este proceso, en sí mismo, implica un esfuerzo extra para la organización.

Desde nuestra perspectiva como empresa de Soluciones Integrales, hemos visto que las organizaciones logran verdaderos procesos de transformación si atienden estos elementos esenciales:

Inspiración, ese estímulo o lucidez que se siente hacia la empresa y que favorece la creatividad, la búsqueda de soluciones a situaciones, la concepción de ideas que permiten emprender un proyecto, una cultura de trabajo, o un propósito.

Analizar los Antecedentes e historia que revisan el core y modelo de negocio y redefinir los objetivos y metas trazados.

Implementar modelos de Innovación Empresarial como una mejora mediante cambios de modelos de negocio, de procesos, de organización, de productos o de comercialización para hacer el negocio más eficiente y conseguir una mejor posición en el mercado.

En las empresas la Comunicación Organizacional Efectiva es una herramienta esencial porque define la forma de actuar de los colaboradores en relación con la compañía.

Con respecto a los Planes de Acción y su Ejecución, son tal vez lo que más afecta el proceso de transformación en las empresas porque vemos dificultades en los líderes para saltar del plan a la acción. Lo podemos definir como un plan que le da prioridad a las iniciativas más importantes para poder cumplir con los objetivos y metas propuestos.

Celebrar los Logros y Éxitos del equipo favorece la motivación y las ganas de conseguir nuevos retos. Esto genera unión, hace que los miembros del equipo se sientan reconocidos y vean que su trabajo es valorado.

 

VISIÓN TRANSFORMACIONAL

La visión transformacional nos permite plantear un futuro deseable, que sea lo suficientemente claro y motivador para otros, como para trabajar en su cumplimiento.

Para conformar una visión transformacional se deben incluir elementos y factores clave como: valores, conductas y comportamientos, inteligencia emocional, conocimientos y experiencia, nuevo paradigma del talento, propósito, ajuste del modelo de negocio y transformación de la propuesta de valor, rediseño de la organización, liderazgo transformacional, sistemas de gestión, información y control, cultura estructura e indicadores de desempeño, recursos y tecnología, y compromiso, balance y resultados.

 

LIDERAZGO TRANSFORMACIONAL

Es necesario que las empresas desarrollen líderes íntegros que conecten el presente con el futuro, siendo cálidos con las personas y expertos en el negocio, mediante la gestión de soluciones, formación de los equipos, desarrollo del potencial y promoviendo el cambio.

Gestor de Soluciones: Sabiendo identificar prioridades y convirtiendo las situaciones en oportunidades, tomando decisiones pertinentes y coherentes con los valores y principios de la organización, privilegiando el beneficio colectivo, analizando los problemas y priorizándolos, obteniendo resultados sostenibles y cuidando el medio ambiente.

Integrador de Equipos: Invirtiendo un tiempo considerable en conversaciones y coordinación de acciones con su equipo y con sus colaboradores, cuidando de su gente y desarrollando la colectividad.

Desarrollador de Potencial: Creyendo en la gente, comprometiéndose con el desarrollo de los colaboradores, trascendiendo en las personas que ha tenido a cargo, como alguien que les ayudó a ser mejores.

Promotor del Cambio: Privilegiando la inteligencia colectiva, siendo optimista sin desconocer la realidad, estimulando el aprendizaje, la innovación y la mejora continua, y comprometiéndose con el desarrollo sostenible.

 

HUMANIZAR LA TRANSFORMACIÓN: EL NUEVO PARADIGMA DEL TALENTO

De nada sirve un proceso de transformación en la empresa si no se tiene en cuenta que son las personas las que lo llevan a cabo.

Para ello, se debe optimizar el talento dentro de nuevos contextos y nuevas realidades.

Identificando competencias de manera muy precisa, definiendo una estrategia para encontrar y desarrollar esas competencias, generando experiencias personalizadas de aprendizaje y transformación, dar seguimiento a los procesos humanos, monitorear y ajustar rápidamente (los procesos humanos no son transaccionales); actuar con mucha Flexibilidad para lograr un alto impacto, y que los programas de desarrollo no sean eventos aislados sino procesos óptimos y rentables.

Para esto, se debe focalizar el desarrollo de la gente en la empresa con cuatro nuevas habilidades que permitan facilitar el proceso de transformación: Habilidades Digitales, Cognitivas, Sociales y emocionales, y Habilidades de adaptación y resiliencia.

Juan Carlos Maya Aroca

CEO – Managing Director Master Franchise – Master Partner. Integral Management Consulting – Thomas International Search LATAM.

- Publicidad -

artículos relacionados

Artículos recientes

- Publicidad -