- Publicidad -
domingo, febrero 5, 2023

Síguenos en nuestras redes sociales:

- Publicidad -

Sistema de Gestión de la Creatividad y la Innovación

La creatividad es la capacidad que tenemos para generar ideas sobre algo que es útil para otros. ¿Qué tanto están dedicando las organizaciones para maximizar el potencial creativo de sus colaboradores? ¿En cuántas organizaciones en México contamos con un área especializada, que a la vez nos dé los resultados esperados en términos de competitividad en innovación?

La creatividad asociada con la administración de la empresa en principio choca, porque la organización moderna está cada día más orientada hacia los sistemas de calidad que establecen políticas, procedimientos, líneas de acción, marcos y enfoques estratégicos, donde la visión pareciera estar reservada para los dirigentes de la organización.

En compañías modernas y con pensamiento retador, la visión creadora la dejamos en los niveles gerenciales y la responsabilidad de manejarlo a los departamentos de Recursos Humanos y Financieros.

La mayoría de las aplicaciones sobre creatividad e innovación están orientadas hacia los departamentos de Mercadotecnia, Publicidad, Comunicación o en algunos casos, Recursos Humanos.Cada día más estudiosos, teóricos y estrategas de la gestión empresarial nos recomiendan que estimulemos la creatividad y el espacio para las ideas.

La innovación es el decimosegundo pilar de competitividad, según el World Economic Forum. Cuando investigamos en qué posición se encuentra México en dicho indicador, encontramos que, en promedio en los últimos años, no ha superado el sitio 50.

Ser innovadores, sí, pero, ¿cómo lograrlo? Se habla de mejorar la capacidad para la innovación y entonces lo asociamos con Investigación para la Innovación. ¿Y el desarrollo de la creatividad, el potencial creativo de cada uno de los colaboradores que integran la empresa? ¿Cómo no cortar las alas que llevan a quien es talentoso dentro de la empresa a fortalecer su potencial creativo?

La buena noticia es que los seres humanos somos creativos por naturaleza. Según un estudio realizado en la materia de Estrategias Creativas, correspondiente a la Maestría en Publicidad y Comunicación Corporativa de la Universidad Autónoma de Guadalajara, el desarrollo del potencial creativo del ser humano se adquiere con la aplicación e intención de las técnicas y el entorno adecuados, y la libertad y flexibilidad para administrar el pensamiento creativo.

Potencial creativo del colaborador 

Los seres humanos somos únicos y maravillosos, con un potencial ilimitado para crear y producir cosas hermosas. Si queremos encontrar y desarrollar dicho potencial, necesitamos poner en práctica todo el conocimiento que nos ha sido dado para comprendernos y crear las condiciones cerebro-corporales y emocionales necesarias para su aplicación en el entorno laboral.

Tenemos que romper paradigmas y comprender que desde el área de Recursos Humanos no sólo administramos y coordinamos al personal, podremos incorporar una nueva visión para potenciar el talento, contribuir a la innovación y la creatividad, desarrollar proyectos e ideas y formas de realizar el trabajo. Una visión de desarrollo organizacional, a través de la cual desarrollemos a la empresa desde el pensamiento creativo de su gente, no sólo desde el pensamiento estratégico de su dirección.

Históricamente, Recursos Humanos administra y gestiona al talento, cumpliendo con un ciclo bien conocido por todos: desde que surge la vacante en la organización, basada en un perfil del puesto, hasta el fin de la relación laboral.

¿Cómo ver a Recursos Humanos como el área potenciadora y realizadora de los talentos creativos de los individuos que laboran en la empresa?

Desarrollar el potencial creativo del colaborador

La teoría del Cerebro Triuno (Mc. Lean, 1952), aún discutida en los medios científicos; el Cerebro Total de Hermann; la División de Hemisferios Cerebrales de Roger Sperry (1977); las Inteligencias Múltiples de Howard Gardner (1993); el Efecto Pigmalión de Rosenthal; la Inteligencia Emocional de Goleman; los mapas mentales y las técnicas creativas de Tony Buzán; y los avances de los últimos años en neurociencia, nos permiten darnos cuenta de que el cerebro humano tiene un potencial ilimitado para dar resultados en sus comportamientos, retención de memoria a largo plazo, imaginación, autocontrol y acciones creadoras en general.

Recursos Humanos cuenta con profesionales estudiosos y talentosos en el tema. La aplicación de tests sobre estilos de aprendizaje, canales de percepción, inteligencias múltiples y potencial creativo; podríamos añadirlos a la gestión que realizamos para el desarrollo de planes de carrera en forma horizontal. El desafío es hacer que los puestos sean más retadores, con espacio para el logro, el reconocimiento y la competitividad de la empresa.

Recursos Humanos debe cooperar para que la organización siga haciendo lo que hace bien y tenga espacio para que cada colaborador contribuya desde su puesto, en aspectos de innovación y de creación, fortalecidos por su compromiso y nuevas ideas. Cada empleado haciendo algo nuevo, trabajando en un nuevo proyecto y moviendo la organización hacia adelante.

Una visión hacia el futuro

En cada empresa se debe buscar maximizar el potencial de cada uno de los colaboradores mediante:

1. Espacios donde se sientan relajados, cómodos y seguros, para fortalecer el funcionamiento de su cerebro (snacks nutritivos, iluminación adecuada, sillas confortables y áreas verdes).

2. Mapas mentales (Buzán, 1992).

3. Música para promover la concentración y activación cerebral.

4. Equilibrio entre lo lógico-conceptual y lo numérico.

5. La creencia de que el personal es capaz, aplicando el Efecto Pigmalión (Rosenthal).

6. El seguimiento con tenacidad de las características creativas únicas de cada colaborador, administrando sus logros a través de un sistema de gestión de la creatividad e innovación en la empresa (Lina Márquez).

- Publicidad -

artículos relacionados

Artículos recientes

- Publicidad -