COVID-19: Diplomados IBERO migra a modelo híbrido de educación continua

328

La Dirección de Educación Continua (DEC) de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México se ha consolidado como una sólida plataforma de servicios de formación para la vida y el trabajo en México, pero la emergencia sanitaria nos instó a modificar el modelo de formación para el adulto trabajador, con el fin de adaptarlo a nuevas realidades y exigencias profesionales.

Porque sencillamente, “una educación continua que no sea precisamente, CONTINUA, no sólo está en crisis, sino en inoperante decadencia”, indicó el Mtro. Randolfo González de la Mora, director de la DEC, quien agregó que, a poco menos de dos meses de haber sido decretada la suspensión de labores presenciales en el sistema educativo nacional, misma situación vivida en todo el mundo, la DEC ha logrado avanzar, innovar, y ahora ofrecerá, a partir de Otoño 2020, una oferta de diplomados y cursos soportados bajo una plataforma adaptada a la nueva realidad de aprendizaje que emerge ante esta pandemia.

Consolidación de un exitoso modelo… pero presencial

De igual forma, el Director señaló que esta capacidad de adaptación y transformación de la DEC es el resultado de la consolidación de su modelo de gestión, “un eficaz y pertinente modelo de negocio social y solidario, alineado al proyecto educativo de la IBERO y la Compañía de Jesús, del cual destaca la pertinencia de su oferta en materia de justicia, derechos humanos y seguridad, de sólida e innovadora incidencia institucional en México”.

Es conveniente subrayar que, tan sólo el año pasado, la DEC capacitó a más de 13 mil personas. Lo anterior no es sorpresa, ya que en los últimos cinco años logró impactar a más de 42 mil 38 personas, de las cuales 31 mil eran funcionarios del gobierno. La cartera consolidada de clientes asciende a 450 empresas. Impartió más de mil programas (diplomados, cursos, talleres, seminarios) en prácticamente todas las áreas del conocimiento. Asimismo, se pueden contabilizar egresados en casi toda América Latina, gracias a la expansión de su plataforma de educación a distancia y online

En cuatro años y medio, la DEC ha sido una fuente de recursos para la IBERO, pues acumula ingresos y utilidades destinados a financiar también programas prioritarios, en áreas como: economía social, teología, protección de grupos vulnerables, arte y humanidades. El año pasado, remozó integralmente 22 salones, asentados en mil 200 metros cuadrados, que brindan una interacción panóptica a 458 alumnos, que simultáneamente tienen acceso a tecnología, conectividad y mobiliario vanguardista.

La pertinencia, sustentabilidad y aprecio social por la educación continua, consolidada en la IBERO, enfatizó el Director de la DEC, fue reconocida en los Comités Interinstitucionales de Evaluación de la Educación Superior, en los términos siguientes:

“La institución tiene una vinculación excelente con instituciones empresariales e instancias gubernamentales y sociales en materia de educación continua (…) los cursos, talleres y diplomados son ejemplo del interés de la Ibero por democratizar el conocimiento (…) reflejando los atributos de la identidad institucional en términos de inclusión, diversidad y multiculturalidad”.

La emergencia sanitaria: la gran oportunidad de servicio

El Mtro. Randolfo González fue enfático: “La emergencia sanitaria nos tomó a todos de sorpresa, desubicados, apoltronados en el confort de rutinas académicas que de un día a otro mostraron sus limitaciones operativas y conceptuales. Estábamos acostumbrados a ofrecer, a trabajar por oferta, brindando lo que consideramos mejor, pero la realidad es distinta, necesitamos adaptarnos, innovar, para trabajar por demanda, satisfacer necesidades reales, concretas, a partir de públicos específicos; esa ha sido la gran enseñanza para la educación en tiempos del coronavirus”.

De tal forma la DEC, a partir de marzo, empezó a tomar decisiones concretas para empezar a enfrentar lo que se venía y que era inevitable: “La migración definitiva a procesos formativos de gran calidad académica y de servicio, pero por demanda”.

Con esta plataforma resuelta, se procedió a intervenir para hacer frente a los efectos de la pandemia, a la suspensión de labores presenciales. Las principales acciones tomadas en marzo, abril y mayo, de acuerdo con el Director de la DEC, fueron las siguientes:

  1. Toda la oferta en formato presencial activa de programas al público en general fue suspendida de un día a otro, lo cual implicó un reto administrativo, pues hablamos de cerca de mil estudiantes en más de cincuenta programas distintos.
  2. La comunicación con el claustro y estudiantado ha sido pertinente y eficaz.
  3. De inmediato se dialogó con cada docente en cada uno de los programas para plantear la necesidad de avanzar a distancia, siempre y cuando todo alumno y alumna estuviera de acuerdo con la propuesta.
  4. Así se logró, a finales de mayo, contar con casi el 70% de programas activos corriendo a distancia, lo que significó 35 programas que no detuvieron sus servicios formativos, con casi 400 alumnos que estuvieron de acuerdo y avalaron la aventura.
  5. Lo mismo sucedió en los programas que son ofrecidos a la medida a gobierno, empresa y sector social, pues hubo clientes que decidieron dar un paso adelante y solicitaron de la DEC no posponer sus programas, sino avanzar a distancia. “Fue el caso, primero, de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México y, después, de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de México y de Hewlett Packard Enterprise, quienes nos confirmaron programas para julio y agosto en formatos a distancia”.
  6. El claustro de la DEC mostró gran liderazgo y capacidad de adaptación, de lo cual resultó la publicación de una serie de cápsulas informativas, con el fin de ayudar a:     
    1. Pequeños empresarios, a enfrentar la crisis económica que ya se proyectaba, con la serie MIPYMES-COVID (abril 2020).
    2. Grandes empresas, ante la amenaza de fuga de datos, al tener que migrar a desempañar sus labores de manera remota, con la serie ‘Seguridad cibernética’ (mayo 2020).
    3. Público general, apoyando a seguir manteniendo la salud nutricional personal y familiar, con la serie ‘Salud y nutrición’ (junio 2020).
    4. Grandes y pequeñas empresas, ofreciendo las claves sobre las nuevas adaptaciones tecnologías que son indispensables adoptar durante y después de la crisis, con la serie ‘Tecnología y desarrollo’ (julio 2020).

Cada cápsula está disponible, de manera gratuita, en el canal oficial de Diplomados Ibero en YouTube y en sus redes sociales.

Hacia un nuevo modelo, híbrido y por demanda

El Mtro. Randolfo González fue enfático al señalar que “toda esta capacidad de trabajo, adaptación inmediata, respuesta en la emergencia y visión propositiva del alumnado y claustro de la DEC, nos estaba empujando a una decisión mayor, debíamos transformarnos, cambiar nuestros esquemas tradicionales de gestión académica y ya sabíamos hacia dónde y lo que era viable hacer, debíamos hacerlo ya, a muy corto plazo”.

Y la DEC decidió dar el paso para estar a la altura de los tiempos. “Esta lógica de adaptación por demanda para atender las nuevas realidades estuvo desde el primer día de la pandemia en la IBERO, como el origen de la nueva visión de la DEC que estamos ya implementando para nuestros catálogos públicos, como para los desarrollos por demanda en gobierno, empresa y sector social. Los clientes no se han alejado de la IBERO, por el contrario, afortunadamente tenemos una agenda muy intensa de compromisos formativos para corporativos e instituciones, de agosto a diciembre del año en curso, lo cual es muy esperanzador y un gran compromiso”.

En palabras de su Director, el nuevo Modelo Híbrido de la DEC ha sido estructurado a partir de los siguientes ejes generales:

  1. Conceptualmente descansa en el Modelo Andragógico de Educación Continua, ya publicado, y el cual se nutre a su vez del Modelo Educativo de la IBERO y la visión de incidencia y transformación de la Compañía de Jesús.
  2. Ya fue elaborado un documento eje, denominado Modelo Mixto de la Dirección de Educación Continua, en donde se hace un primer planteamiento integral de la perspectiva tecno pedagógica que soporta dicho proceso de migración.
  3. La migración inició ya, pues a partir de otoño del año en curso, el catálogo de oferta abierta de la DEC será impartido obligatoriamente en este modelo mixto (híbrido).
  4. Hablamos de un total aproximado de 80 programas, 40 cursos y 40 diplomados, que serán impartidos, unos completamente en línea (los menos); y otros, con una carga 70% presencial y 30% a distancia.
  5. Tanto el claustro como el alumnado de estos nuevos programas, al inicio de cada uno, aceptan esa forma de operación; pero de ser necesario, también aceptan no detener el avance académico ni sus obligaciones económicas, pues el 95% de ellos no detendrían su continuidad en caso de presentarse una futura emergencia sanitaria o de algún otro tipo (protección civil).
  6. Lo anterior significa que se asegura un avance a distancia ininterrumpido, así contemplado y asumido tanto por el claustro como por el soporte administrativo de la DEC.
  7. El Modelo Mixto tiene como soporte virtual un avance síncrono que ayuda a emular la socialización demandada y tan apreciada por el alumnado de educación continua.
  8. Pero se fortalece mediante estrategias de ‘Aula Invertida’, como metodología base de la gestión académica.
  9. Adicionalmente, recurre a Brightspace como plataforma que asegura una correcta interacción tecno pedagógica asíncrona y acceso a contenidos especializados.
  10. El principal valor agregado de este nuevo modelo recae precisamente en el claustro de la DEC, incentivando su iniciativa, capacidad de gestión por demanda, experiencia, compromiso y voluntad de cambio.
  11. Sin embargo, el 100% del claustro contemplado para Otoño 2020 deberá estar capacitado por la Dirección de Enseñanza y Aprendizaje Mediados por Tecnología (DEAMET) de la IBERO.
  12. En total, 350 docentes son capacitados a distancia mediante los siguientes cursos: Brightspace, Aula invertida, Diseño de actividades de aprendizaje en línea, Desarrollo de videoclases como recurso didáctico, Videoconferencias dinámicas-efectivas y La docencia-tutoría en línea.
  13. La DEC implementará nuevos procesos de calidad que aseguren de manera puntual y sistemática el cumplimiento de los objetivos de aprendizaje especificados en cada programa.
  14. Se contemplan, de manera básica, cuatro instrumentos para monitorear y medir la calidad de impartición docente y de los contenidos (indicadores de calidad del Modelo Mixto), como son: las nuevas encuestas de salida, visitas aleatorias de observación no participante, evaluación par en la primera sesión en aula virtual e implementación del ‘Aliado de Calidad’ en cada programa (retroalimentación en tiempo real para detectar incumplimientos o desviaciones con relación al programa publicado).
  15. Identificación de los nuevos temas, necesidades formativas y competencias, que tanto gobierno, corporativos y sector social están demandando en esta nueva realidad pospandemia.

Es así que la oferta pública de la DEC contará a partir de agosto de este año de un soporte de gestión integral que implicará impartir 40 diplomados y 40 cursos en un esquema permanente 70% presencial y 30% a distancia, bajo el acuerdo de operación del alumnado-claustro-DEC de concluir a distancia todos los programas, debido a una futura decisión de la autoridad sanitaria.

Viejos problemas en nuevas realidades

Para el Mtro. Randolfo González de la Mora también es necesario asumir una postura crítica con relación a la utilización de las nuevas tecnologías y el trabajo a distancia.

“No es la panacea, no es nuestro objetivo la innovación tecnológica por sí misma; eso es caer en el fetichismo y la desmesura que tanto daño ha hecho a los ecosistemas naturales y a los sistemas sociales. Nuestra posición en la DEC es crítica, no renunciaremos a nuestros temas centrales de siempre, como justicia, seguridad, derechos humanos, defensa de minorías, atención a grupos vulnerables, consolidación de la democracia, ciudadanización de la política y la toma de decisiones públicas; asumimos los viejos problemas, pero a partir de las nuevas realidades”.

El ‘foco’ de la DEC no está en la virtualidad integral, ni como necesidad ni como moda coyuntural, sino en la construcción de nuevos esquemas mixtos, híbridos, que aseguren la continuidad de los procesos formativos en condiciones extremas de convivencia social, pero sin renunciar al discernimiento crítico propio del Modelo educativo de la IBERO.

“A pesar de que la DEC es una unidad de negocio que vive de sus ventas, nuestro posicionamiento mercadológico es a partir de la pertinencia que la IBERO busca de su modelo educativo, lo cual significa que para la DEC lo pertinente no es la sobrevaloración tecnológica, sino la construcción de propuestas formativas útiles para hacer realidad las viejas encomiendas de siempre, por la justicia, la democracia y los derechos humanos para todas y todos, ahora en una nueva realidad altamente volátil, caótica, confrontante y polarizada que acentúa la pobreza, la desigualdad y la violencia sistemática, que recurre al miedo y la inacción social como ejes de control y represión de alcance nacional y continental”.

“La nueva normalidad ya está frente a nosotros, esa normalidad que yo llamo pospandemia, que nos demanda, sí innovar nuestros procesos y plataformas de enseñanza, pero que también nos exige no caer en el fetichismo tecnológico y la subvaloración de la presencialidad y la trivialización de su misión contestataria; porque hoy más que nunca es indispensable salir a la calle y exigir una rectificación federal con relación al proceso de militarización deslealmente impuesto en esta etapa de confinamiento, para exigir el restablecimiento del estado de bienestar que ha sido depredado sistemáticamente, exigir una política pública que atienda integralmente la permanencia de las MIPYMES en la actual crisis económica, exigir una política energética de futuro no la decadencia infinita de PEMEX, su tecnología sucia y depredadora de los ecosistemas naturales”.

“Necesitamos un proyecto de país, no el actual galimatías de ocurrencias decadentes y eso no llegará como una concesión desde el poder, habremos de salir a la calle a luchar por esa nueva realidad inclusiva, con equidad y plenamente justa, pero  esa lucha es desde la tradicional presencialidad del asfalto público y colectivo. Ningún político de hoy, ni de siempre, nos regalará nuestra nueva civilidad y bienestar mediante un activismo cómodo e inclusive cínico en twitter o Facebook”.

Por ello, la DEC avanza, innova, pero con sentido, se adapta y asume el reto “24 por 7 por siempre, lo que significa, nunca más parar, y estar siempre acompañando las necesidades formativas con pertinencia y crítica, ahí precisamente donde son generadas, exigidas, apremiantes… Es un modelo que busca romper el enclaustramiento académico. Lo nuestro es brindar servicios integrales de formación para la vida y el trabajo del adulto, hoy exigido de nuevas competencias y lealtades humanas en un mundo altamente descompuesto por la injusticia y un sistema económico en colapso sistemático”.

El Director de Educación Continua citó un párrafo del Modelo Mixto de Educación Continua:

“El cambio de paradigma al que nos enfrentamos como sociedad y como Universidad ante la llamada nueva normalidad, nos insta a que sigamos realizando nuestra actividad educativa con la excelencia inspirada en el magis ignaciano, sobre todo, a que emprendamos las acciones necesarias que nos permitan estar a la altura de los retos y las circunstancias, para ofrecer una educación continua, justo así, CONTINUA. Para ello es necesario que desde la academia tomemos las acciones necesarias con resiliencia, creatividad e innovación educativa, para desarrollar sistemática y velozmente las habilidades y competencias didáctico tecno-pedagógicas que nos permitan transitar alternadamente entre modalidades, de manera pertinente e inmediata; de ahora en adelante, habremos de brindar nuestros servicios educativos de una manera híbrida, mixta, resiliente y sintonizada activamente a las exigencias del contexto y sus incertidumbres, sobre todo, en beneficio de nuestro alumnado quienes son nuestra razón de ser y de servir en la IBERO”.

Finalmente, González de la Mora reconoció el trabajo realizado por las cuatro coordinaciones de la DEC, su compromiso, eficiencia e innovación experimentados los últimos dos meses de emergencia sanitaria, pues no sólo han operado una dirección a distancia con un total de casi dos mil estudiantes activos, sin detener un sólo proceso académico o administrativo, generando fidelidad con clientes de gobierno, empresa y sector social, “pero asumiendo con entusiasmo un nuevo modelo de gestión de la educación continua de la IBERO, que le sirva de puente para una renovada y aún más dinámica interacción con la sociedad, de alta incidencia institucional y buscando siempre la transformación de los procesos de gestión organizacional, teniendo en todo momento al ser humano como centro y fin último de cualquier sentido”.

La clave es la consciencia, como acto de reflexión y vivencia, que generan desempeño eficiente en el campo de trabajo, guiados por estándares, normas internacionales y nacionales.

Como lo expresa Stephen Covey en su modelo de realidad, el SER genera el HACER y con ello el OBTENER, y lo retomamos como modelo porque en nuestra experiencia RETA, la sincronía se obtiene como un efecto de un Sistema de Gestión de Calidad, al enlazar de modo congruente a unas normas con otras, ya que todas están interrelacionadas en el giro de nuestras organizaciones, como sistemas vivos dentro de un macro sistema global, dinámico, como un tejido conectivo en donde la consciencia de cada persona hace y obtiene, como unidad y como parte a la vez de un todo, como decía Pierre Theillard de Chardine, en El Fenómeno Humano, y como dice Rupert Sheldrake en la teoría del campo  de la resonancia mórfica, se da entonces, un desempeño personal y colectivo que se encuentran conectados, interrelacionados. Como también lo expresa Miguel Angel Gurróla, se trata de un desempeño de la consciencia en el marco de una Cultura.

La empatía del líder y los seguidores hacia sus grupos de interés, permite conectar y entrelazar la solución a necesidades, apoyándose en la tecnología y en el caso de los sistemas, desarrollándolos y modificándolos para que sean eso, apoyos en el HACER del SER que es la persona, el ser humano, el rey, el centro, el eje, quien facilita la sincronía en beneficio sistémico, y entonces ocurren los fenómenos sincrónicos, de increíble eficiencia, casualidad, y beneficio, como cuestión de sintonía, de encuentro.

La normatividad humana como fruto de la conexión, tecnología y sincronía de la consciencia, de la cultura humana.

Te invitamos a revisar nuestro sitio especial IBERO COVID-19

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana