¿Qué hacer si uno de mis colaboradores no cumple con sus objetivos?

1418

 

EEl desempeño de cada empleado contribuye al éxito o fracaso de una empresa. Si alguno de los miembros de un equipo no está desempeñando sus funciones de manera eficiente, no solo puede afectar la productividad, también disminuye la moral del resto y afecta los objetivos generales de un negocio. Lo más adecuado para la empresa y el colaborador que esté teniendo bajo rendimiento es encontrar una solución al problema.

Es un hecho que todo líder, en algún momento de su carrera se enfrentará a esta situación y necesitará aprender a lidiar con un empleado que ha dejado de cumplir con sus objetivos. Es necesario tener una comprensión clara de los factores que pueden afectar el desempeño del personal, pero lo más importante es que esos objetivos sean claros y estén perfectamente definidos.

El plan, paso a paso

Antes de acercarte a tu colaborador, te recomendamos que te hagas las siguientes preguntas:

  • ¿Se le ha explicado con claridad cuáles son los objetivos de su trabajo?
  • ¿Entiende cuáles son las repercusiones de no cumplir con esos objetivos?
  • ¿Se le brinda retroalimentación con regularidad, recursos, capacitación u otro tipo de formación?
  • ¿Está consciente de que no está cumpliendo con las expectativas?

Después de este breve análisis, podrías llegar a la conclusión de que ni siquiera tiene conocimiento de sus propias fallas en el desempeño, si ese fuera el caso, tal vez lo que realmente necesita es capacitación antes de confrontación. Sin embargo, siempre será importante contar con un plan de acción para resolverlo de forma efectiva, ya que podrá ayudarte a lograr resultados positivos en el futuro sin tener que tomar una decisión definitiva, como el despido del colaborador.

Tratar este tema con el empleado en cuestión, puede ser un proceso incómodo y difícil, así que, para facilitarte esta tarea, queremos compartirte estos consejos que serán un gran auxiliar para tu empresa y tu personal.

 

  1. Enfrenta la situación cuanto antes

Si no atiendes la situación con urgencia, podrías enviar el mensaje equivocado de que este tipo de desempeño es aceptable, lo que puede sentar un mal precedente tanto para ese colaborador como para el resto del equipo. Por ello debes hablar con él tan pronto como sea posible.

Resalta el hecho de que la finalidad de la reunión es para encontrar una solución a cualquier problema. Trata de escuchar más que de hablar, para que el empleado se sienta valorado y accesible para llegar a una solución.

 

  1. Evita la confrontación

Una discusión emocional no ayuda a nadie, por eso lo mejor es comenzar preguntando a tu empleado su opinión sobre su propio desempeño y el logro de sus objetivos. Asegúrate de mantener la calma mientras lo escuchas y ordenas tus pensamientos para abordar sus respuestas. Además de la autoevaluación, pídele que mencione sus métricas y ejemplos prácticos para medir su rendimiento, eso te ayudará a descubrir si están en el mismo canal o hay alguna diferencia o confusión al respecto. Si ambos coinciden, podrás pasar a los siguientes pasos de esta guía, si ese no es el caso, deberás comenzar por señalar aquellas áreas en las que crees que hace falta poner atención.

Puede ocurrir que él crea que lo ha estado haciendo bien, así que deberás demostrarle que aprecias mucho su opinión, sin embargo, tu punto de vista sobre su actuación en la empresa es distinto, exponiendo el porqué con argumentos sólidos. Además de analizar los motivos que podrían estar causando que esto ocurra y las áreas de oportunidad para mejorarlo.

  1. Muestra empatía para entender los factores que están afectando su desempeño

Es importante comprender a fondo por qué un empleado ha dejado de llegar a sus metas. Evita hacer suposiciones recopilando datos e información, así como dirigiéndote directamente a él. Si ha dejado de cumplir sus objetivos repentinamente, existe la posibilidad de que sea el resultado de factores externos, como su vida personal o el estrés por trabajar de forma remota sin la oportunidad de salir de su casa, debido al confinamiento.

Considera cuánto tiempo ha trabajado en tu organización; es posible que haya ocupado el mismo puesto durante años sin ningún reconocimiento y por esta razón siente que no es valorado, o que sea víctima de acoso en su trabajo. También es probable que no cuente con los recursos adecuados en casa o que no ha recibido la capacitación e inducción necesarias desde el principio.

Es indispensable comprender cuáles son las causas para enfrentarlas directamente y darle a tu colaborador la oportunidad de mejorar. Tratar de encubrir los problemas con soluciones rápidas no ayudará a largo plazo.

 

  1. Sé claro y específico

Debes ser lo más específico posible al abordar este tema para evitar confusiones o confrontación. Prepara notas y cifras que muestren exactamente en dónde has detectado que no se han logrado los objetivos. La claridad con que expliques tu punto eliminará la oportunidad de que puedan surgir malas interpretaciones, de esta forma tus expectativas quedarán completamente definidas y tu colaborador sabrá exactamente qué espera la empresa de él.

No des por sentado que todo lo que mencionaste ha sido recibido perfectamente por tu colaborador, confirma que lo acordado está siendo asimilado en su totalidad.

 

  1. Explícale por qué son necesarios los objetivos

Es importante explicarle la importancia de sus funciones, así como el hecho de que cada uno de sus objetivos contribuye a la organización y beneficia al equipo cuando se cumplen. En este punto tendrás que abordarlos como una unidad, muéstrale que sus metas son las de todos y que para lograr el objetivo común de tu empresa es necesario que cada colaborador haga su parte. De esta forma se pondrá la camiseta, lograrás que se sienta motivado y comprometido con alcanzarlos.

 

  1. Elaboren un plan juntos

Ahora que ambos están de acuerdo en que es momento de tomar acción, debes darle la oportunidad de que te explique cómo planea volver a alcanzar sus metas. Elaboren un plan y un calendario de seguimiento. Pregúntale a tu empleado cómo le gustaría mejorar, qué le gustaría lograr y cualquier nueva habilidad que desee adquirir. Esto fomentará en él una mayor “aceptación” de los objetivos de rendimiento, a diferencia de simplemente indicarle lo que esperas.

Además, al pedirle su opinión existe la posibilidad de que descubras que no has valorado la cantidad de trabajo que implica cada proyecto, así que ambos podrán establecer objetivos más realistas para llevarlos a cabo. Asegúrate de definir tiempos para lograr resultados específicos y determinar qué sucederá si no se cumplen.

 

  1. Implementa un proceso de seguimiento

Un líder siempre hace un seguimiento con sus empleados después de una reunión para tratar su desempeño. Una vez que se hayan acordado los objetivos, asegúrate de monitorear regularmente su progreso. Si le has pedido a alguien que complete una tarea antes de una fecha determinada, revisa que la haya realizado.

La mayoría de las personas apreciarán esta forma de trabajar y respetarán el proceso correspondiente. Mostrar interés en el trabajo de tus empleados puede impulsar significativamente la cultura y visión de una empresa.

 

  1. Celebra y reconoce las mejoras

Asegúrate de reconocer sus avances y progresos. Si quieres que tus empleados sigan fallando en sus objetivos, olvídate de mencionarles lo valioso que es su trabajo para el resto del equipo.

Para tener la certeza de que cumplirán con sus metas, recuerda brindarles comentarios positivos sobre su desempeño con frecuencia y, si es posible, recompénsalos con incentivos financieros o mayor responsabilidad, cuando superen las expectativas y su logro sea relevante. Nunca subestimes una simple mención de “gracias” o “bien hecho”, eso puede significar mucho.

No es necesario esperar hasta que se complete todo el objetivo para celebrar los progresos. Cada avance es un logro. Detente y felicita a todos por su trabajo y contribuciones durante el proceso. Cuando inspiras a tus empleados para alcanzar sus objetivos y les brindas una estrategia bien definida puedes confiar en que tendrán éxito.

  1. Actúa si sus objetivos siguen sin cumplirse

Si aun después de llevar a cabo estos pasos, tu colaborador continúa quedándose corto, deberás abordar este comportamiento lo antes posible para hacerle ver que estás hablando en serio y no tolerarás problemas continuos.

Otra opción para alguien que no cumple con las metas de su puesto y que, después de la retroalimentación con su líder, continua sin lograr las expectativas, es brindarle la posibilidad de moverlo a otra área. No solo se trata del cambio, sino de conseguir que el colaborador se sienta feliz, satisfecho y comprometido con los valores de la compañía.

 

  1. Prepárate para dejarlo ir

En una etapa u otra, casi todo jefe se enfrenta con la tarea poco envidiable e incómoda de dejar ir a alguien. Esto nunca será lo ideal y siempre deberás dejarlo como último recurso. Después de todo, será lo mejor para el equipo y la empresa; aferrarse a un empleado que no cumple con sus objetivos puede resultar en un efecto dominó de negatividad, baja moral y mala calidad del trabajo.

Los movimientos que un líder debe realizar son tan decisivos como los que se hacen en una partida de ajedrez y sacar de la jugada a un colaborador, sobre todo en momentos de crisis como los que estamos viviendo actualmente por la pandemia de Covid-19, no es la opción. Por ello, además de este  plan de acción, será necesario pensar en una estrategia preventiva que evitará que un empleado no cumpla con sus objetivos. Puedes descargar nuestra guía completa aquí.

 

https://youtu.be/dbnjlhWJUiU

Norma Godínez, Directora de Recursos Humanos de Kelly México

Kelly Services, líder global de Recursos Humanos, fue fundada en 1946. Su propósito es conectar al talento con el mundo del trabajo, a través de sus soluciones, porque ayudar a las personas a descubrir lo que sigue en sus vidas es de lo que se trata. Empresa orgullosa de ayudar a las organizaciones a lograr el crecimiento que buscan y de brindarles a las personas talentosas una comunidad en la que puedan crecer y prosperar..

CINCO PRINCIPIOS QUE DARAN LUZ A LA FUNCIÓN  ✔

ARTÍCULO QUE TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE