Transformación cultural digital, una revolución para las personas

439

En el mundo globalizado en el que vivimos hoy en día, tenemos clientes cada vez más exigentes y menos leales. A su vez, hay competidores más ágiles y más rápidos. Nos desenvolvemos en un entorno cambiante y, por ello, las organizaciones deben renovarse y reinventarse siguiendo las nuevas tendencias de cambio y transformación, satisfaciendo así, las expectativas de los clientes, optimizando sus procesos y siendo más competitivos en el mercado.

CCuando hablamos de transformación digital, son varios los términos que vienen a nuestras mentes: cambio, velocidad, innovación, romper paradigmas, reaprender, abrir la mente, entre otros. Cuando pensamos en organizaciones que viven lo anterior, se nos vienen a la mente marcas como Uber, Amazon, en a la mente marcas como Uber, Amazon, Google, Facebook o Airb&b, pues estas son empresas que han sabido llevar e implementar éstas características de transformación a sus culturas organizacionales. 

Por otro lado, al escuchar sobre marcas como Kodak, Blockbuster y BlackBerry, que en su tiempo fueron líderes de mercado, no nos queda más que recuerdos de una buena época que poco a poco se ha desvanecido con el surgimiento de nuevas tecnologías e innovaciones. ¿Por qué? lamentablemente existen varias empresas que no han sabido estar un paso por delante de sus competidores y consumidores y adaptarse al cambio que esto implica. Es así como finalmente se han extinguido.

PwC presente en Ecuador desde 1969. Se especializa en servicios de consultoría tributaria y consultoría organizacional de empresas públicas y privadas.
.

 

TRANSFORMACIÓN DIGITAL
 
La transformación digital es la incorporación de nuevas tecnologías en todas las áreas de una organización, desafiando constantemente su status quo y contribuyendo al manejo eficiente de los recursos y a la creación de valor agregado para los clientes. Entre los resultados más relevantes que la transformación digital trae para la empresa está el poder ser más competitivos en el mercado, pero para que esto sea una realidad hay que considerar las implicaciones que tiene sobre toda la organización. Se debe empezar por cambiar la mentalidad de los líderes y colaboradores, rompiendo de ese modo el viejo paradigma: “Así se hacen las cosas aquí”. Además, se debe dejar de castigar el error y verlo como una fuente valiosa de aprendizaje. El gran reto está en aprender a sentirse cómodos con el fracaso. Para esto, se tienen que desarrollar nuevas competencias, principalmente en las posiciones de liderazgo, para así garantizar un cambio en la cultura organizacional que canalice la transformación digital. Está en nuestras manos, como individuos u organizaciones, ver este cambio como una amenaza o como una oportunidad. Sin embargo, debemos siempre recordar que la clave para adaptarse a cualquier cambio es verlo como una oportunidad de crecimiento y desarrollo, permitiendo así que en esta etapa nuestra organización adopte las mejores prácticas y procesos del mercado, obteniendo los resultados que se muestran en la figura de la derecha. La transformación digital es un reto estratégico al cual se enfrentan hoy en día las organizaciones, en el que no nos podemos olvidar que la cultura organizacional desempeña un papel decisivo. 

 

NUESTRA OPORTUNIDAD COMO ÁREA DE TALENTO HUMANO

Estudios llevados a cabo por PwC reflejan que, en general, las áreas comerciales son las que lideran en mayor proporción los proyectos estratégicos de la organización. Mientras que el 34% de las empresas participantes mencionan que el área comercial lidera proyectos de esta naturaleza, solo el 6% de las empresas reportaron al área de Talento Humano como líderes en proyectos estratégicos. Nuestro rol como gestores de talento humano cobra relevancia hoy en día más que nunca, dado que la transformación digital no es posible sin un cambio en la cultura organizacional. Es ahí donde nosotros tenemos una gran responsabilidad sobre el éxito de este proceso de transformación y evolución. Debemos ayudar a nuestra gente a desarrollar nuevas competencias y a nuestros líderes a transformar sus estilos de liderazgo; somos la pieza clave para que todo esto se realice bajo una adecuada gestión del cambio. Recordemos que el talento humano es gente y la gente es la que hace posible cualquier cambio o evolución. Debemos pasar de un enfoque en el cual se integraba cultura, talento y estrategia, a uno en el cual, además, se incorpore la tecnología y la digitalización.

EXISTEN CINCO ELEMENTOS CULTURALES CRUCIALES PARA IMPULSAR UNA AGENDA DIGITAL

Agilidad: las empresas deben despertar en sus colaboradores y en sus operaciones el sentido de urgencia con el objetivo de alcanzar resultados, para lo cual es clave fomentar estructuras colaborativas y participativas.

Insights : la comunicación es fundamental en este proceso. Todos los colaboradores deben conocer los proyectos en curso, las necesidades de los clientes, las nuevas tendencias de mercado, las actividades de la competencia y otros.

Visión a futuro: las empresas deben anticiparse a las tendencias, por lo que es fundamental promover una cultura orientada hacia ellas, que sepa gestionar adecuadamente el presente, utilizando la data que tiene pero con miras a leer el comportamiento de mercado, no solo actual sino futuro.

Orientación digital: los colaboradores son los primeros que deben sentirse cómodos adaptando las nuevas tecnologías como herramientas de trabajo y adaptarlas dentro de sus procesos, de tal manera que las vean como un aliado en la consecución de sus objetivos.

Innovación: los colaboradores y líderes deben caracterizarse por la curiosidad y el interés por aprender y participar en conversaciones de tendencia. De ese modo, nunca se tiene que considerar como alternativa mantenerse cómodo con el conocimiento que se tiene, sino ser un learner constante.

Competencias de liderazgo en entornos digitales: además, para que el proceso de transformación digital sea exitoso, debemos desarrollar las siguientes competencias en nuestros líderes:

1. Capacidad de guiar el negocio y al equipo hacia el éxito sabiendo también liderar la gestión del cambio.

2. Capacidad de generar empatía y compromiso por parte de los integrantes del equipo.

3. Capacidad de interpretar la información y cuestionarla, para así tomar decisiones oportunas.

4. Capacidad de comunicarse de manera clara y concisa, y encontrar los medios adecuados para hacerlo.

5. Capacidad de manejar situaciones ambiguas a través de su habilidad para adaptarse y para tomar decisiones sin necesariamente contar con toda la información requerida.

6. Habilidad para distinguir las ideas creativas y las sugerencias que darán resultado. Estar abierto a escuchar nuevas ideas.


De ese modo, tal como lo muestra el siguiente gráfico, ellos dominarán ciertas características digitales.

 

 

PAULINA COBO

Directora de Consultoría de Talento Humano PwC Ecuador

PwC presente en Ecuador desde 1969. Se especializa en servicios de consultoría tributaria y consultoría organizacional de empresas públicas y privadas.

www.pwc.ec