Liderazgo en un mundo de aguas turbulentas

173

327 vistas sitio anterior

EEl liderazgo sigue siendo el factor clave para transitar la crisis en forma exitosa. Aquí te presentamos algunas ideas útiles para el mundo actual

El mundo está cambiando de una manera vertiginosa, ocurre a nuestro alrededor sin cesar. Es un mundo de aguas rápidas y turbulentas. La gente está mucho más informada y consciente; también hay muchas más fuerzas dinámicas y competitivas en operación.

El liderazgo sigue siendo el factor clave para transitar la crisis en forma exitosa.

 Las organizaciones desaparecen y se fusionan continuamente. Para responder a este mundo se requiere de una fuerza de trabajo que no sólo pueda, sino a la que se le permita, motive y premie, brindar toda su creatividad y talento. Aun cuando miles de organizaciones están empeñadas en llevar a cabo iniciativas concebidas para producir esos resultados pocas lo logran. La razón fundamental por la cual la mayor parte de las iniciativas no funcionan es porque existe una falta de confianza en la organización y en las relaciones entre las personas. Así como no es posible simular una calidad de clase mundial, igualmente resulta imposible aparentar la confianza cuando no se tiene.

Los líderes exitosos, antes que nada, son ejemplos de liderazgo con valores. En la medida en que reconozcamos y vivamos en congruencia con valores como servicio, justicia, imparcialidad, integridad, honestidad y confianza, avanzaremos hacia el crecimiento y desarrollo en algunos casos o hacia la desintegración y destrucción en otros. Los valores son brújulas, siempre nos señalan el camino preciso. No cambian ni alteran, ayudan a no perdernos, confundirnos y no dejarnos seducir por voces y valores conflictivos. Son los que señalan el verdadero norte a nuestras vidas mientras sorteamos los “escollos” de nuestro entorno. Por ello, es obvio que un liderazgo basado en valores es fundamental para crear confianza, seguridad, poder, dirección y sabiduría con el propósito de cambiar la forma en que respondemos a las necesidades y las oportunidades que nos rodean.

TRES FUNCIONES DEL LÍDER

¿Qué es, por tanto, el trabajo de un líder? Si dividimos el liderazgo en tres áreas o actividades encontraremos:

Exploración: la esencia y el poder de la exploración se encuentran en una visión y misión estimulantes. Se refiere a un amplio sentido del futuro. Imbuye y estimula la organización con un propósito trascendente, sin embargo, ¿en relación con qué? Con la satisfacción de las necesidades de sus clientes y de sus miembros. Por ello, vincula su visión con las necesidades de los clientes y de los demás grupos por medio de un plan estratégico que debe traducirse en acciones.

Alineación: consiste en que su estructura organizacional, sus sistemas y sus procesos operativos le ayuden a cumplir su misión y visión de satisfacer las necesidades de los clientes. No están para obstaculizarlas ni para bloquearlas; sólo están ahí con un propósito: contribuir a satisfacerlas. De modo que el mayor apalancamiento del principio de alineación se da cuando la gente se alinea con su misión, visión y estrategia. Si su gente comparte un compromiso poderoso de cumplir la misión, tendrá un incentivo para crear y mejorar de manera constante las estructuras y los sistemas. Entonces tendrá alineación.

Facultamiento: las personas tienen un talento, ingenio, inteligencia y creatividad enorme, pero casi siempre todo ese caudal permanece dormido. Cuando usted logra un auténtico alineamiento a favor de una visión, una misión común, usted empieza a desarrollar a esas personas. Cuando el propósito y la misión individuales se entrelazan con los de la organización y ambos se funden, se produce una gran sinergia. En las personas se enciende una flama que activa su talento, el ingenio y creatividad latentes para emprender todo aquello que consideren necesario, pero congruente con los principios acordados, y así pueda cumplir sus valores, misión y visión comunes de servicios a los clientes y a los demás grupos de interés. Ése es el facultamiento.

Así que usted debe analizar lo que pasa hoy en día en su organización: ¿cuáles son los resultados? ¿Realmente estamos cumpliendo las necesidades de los clientes? Las cifras y la información que se están obteniendo deben retroalimentar a todas las personas y equipos dentro de la organización a fin de que puedan aprovecharlos para llevar a cabo las mejoras necesarias, y para hacer lo que se requiera con el propósito de cumplir la misión y satisfacer las necesidades.

Recordemos que el liderazgo no es un asunto solamente de la cabeza sino también del corazón. El liderazgo es también emocional, “punto”. Para liderar es necesario un compromiso apasionado con creencias y valores, visiones y sueños fundamentalmente. El ascenso a la cima es arduo y a menudo atemorizante. Los líderes convencen a otros a proseguir la búsqueda infundiendo determinación, energía y esperanzas

ORLANDO CLÚA DE LA TORRE

Coordinador Académico Maestría Desarrollo de Capital Humano Facultad de Psicología Universidad Anáhuac Norte

La Universidad Anáhuac fue fundada en 1964 por la Congregación de los Legionarios de Cristo. Cuenta con más de 50 años de experiencia en la rama educativa. La Universidad Anáhuac México Campus Norte inició sus actividades en 1964. En 1981, el Gobierno de la República le otorgó el Derecho de Autonomía y Validez Oficial de Estudios. Ese mismo año, con el objetivo de consolidar la Institución, nació la Universidad Anáhuac México Campus Sur. En el 2006 recibió el reconocimiento como Institución de Excelencia Académica por la Secretaría de Educación Pública (SEP) y en el 2017 fue reconocida dentro del 2.3% de las mejores universidades del mundo y como número tres en México en el QS World University Rankings.


www.anahuac.mx/mexico/posgrados