Soluciones Innovadoras Ante la Falta de Liquidez

“Ya quiero que llegue la quincena” o “ la quincena sólo me duró un fin de semana” son frases coloquiales que recorren los pasillos de muchas empresas mexicanas. Tales expresiones reflejan lo que están viviendo una gran cantidad de empleados, a quienes la falta de liquidez les impide llevar el ritmo de vida deseado.

Ante este panorama, han nacido empresas financieras con propuestas innovadoras que buscan brindar una solución real a la falta de liquidez y que están rompiendo con los esquemas tradicionales de crédito. Surgen proyectos de la ardua exploración de las necesidades —tanto de los empleados como de los empleadores— y al mismo tiempo, modelos basados en la implementación tecnológica en los servicios financieros.

Los defensores de las herramientas económicas tradicionales ven a las plataformas digitales como un caso más en donde la tecnología se introduce en el sistema productivo. Pero es relevante notar que esta inclusión nunca había alterado tanto a los principios fundamentales del sistema. Esta situación sólo sería equiparable con dos grandes momentos: el surgimiento de la misma noción del dinero y la invención del crédito. Como ya se mencionó, esta irrupción tecnológica ha empezado a abrir el camino a nuevas propuestas financieras, donde la meta final es brindar soluciones tanto a las empresas como a los usuarios finales.

“[…] aprovechando sus contratos de servicios de operaciones y tecnología para integrar eficacia operativa con agilidad, innovar constantemente su portafolio y explorar nuevas oportunidades de negocio”; así lo indica el más reciente estudio de Accenture sobre Business Process Outsourcing (BPO) (Ordaz, 2016).

Un ejemplo de estas propuestas con soluciones tecnológicas y al alcance de cualquier usuario es Mi Adelanto, que posibilita el aprovechamiento de las quincenas fuera de los ciclos establecidos, ampliando la liquidez de los empleados de una manera responsable. Es decir, una solución innovadora que permite a las personas adelantarse dinero de su próximo pago, en el día y horario que ellas quieran, a partir de una integración tecnológica que analiza bases de datos y hace posible que los colaboradores dispongan de su propio dinero a través de una app, enviando un mensaje de texto, a través de la página web y/o mediante atención telefónica.

El personal de las empresas inscritas a estos programas adelantan parte de su próxima quincena —máximo 30%—, teniendo el dinero abonado instantáneamente en una tarjeta MasterCard® Internacional, a través de la cual podrán disponer dinero efectivo en cajeros automáticos y/o realizar sus compras, pasando su tarjeta y firmando en los puntos de venta de los comercios. De este modo, el pago de dicho monto solicitado será automáticamente restado de la nómina empresarial y así se evitan filas o fechas límite para realizar los pagos correspondientes. El servicio no cobra intereses y se cumple la misión de dotar de liquidez a los usuarios, a partir de su propio dinero.

Este tipo de plataformas buscan evitar una práctica muy común de la sociedad mexicana: el pedir prestado a conocidos o familiares, a quienes se les tiene que dar explicaciones del por qué y para qué se necesita el dinero. El resultado óptimo será evitar rendir cuentas, porque no hay una deuda con terceros, sólo es un servicio que permite el autopréstamo.

Otra de las prácticas a contrarrestar es el recurrente sobreendeudamiento con las tarjetas bancarias, las cuales conllevan cargos como anualidades, comisiones e intereses. “Los mexicanos tienden a excederse en los límites de crédito. Dos de cada 10 personas admiten que se exceden al menos una vez al año en el límite de crédito de su tarjeta” (Forbes, 2015). El riesgo de tener un mal uso de ellas está impulsado por la percepción de que se trata de dinero extra a la quincena; por eso muchas veces se escapa de la vista que en algún momento se tendrá que pagar y si no se hace en tiempo también se cargarán intereses.

Razón por la cual pareciera que los pagos mensuales se van al vacío y el total de la deuda nunca baja.

Dos de cada 10 personas admiten que se exceden al menos una vez al año en el límite de crédito de su tarjeta.

Estos medios pugnan por la inclusión financiera de aquellas personas que no han sido aprobadas por algún filtro bancario. Siendo éste, como lo señala Agustín Carstens, “[…] un importante reto para México, en donde el 60% de la población tiene que utilizar mecanismos de ahorro informal debido a las barreras para acceder a servicios formales” (Luna, 2014).

Los nuevos mecanismos financieros se convierten en una respuesta a las necesidades de los empleados y de las empresas, al momento de convertirse en una herramienta que fortalece al departamento de Recursos Humanos. En el instante en que es integrado como uno de los beneficios que los empleadores ofrecen, se genera una ecuación ganar-ganar, en la que uno puede tener su dinero cuando quiera y el otro no pagará por tenerlos inscritos. Al brindar una nueva opción para solucionar la falta de liquidez, los colaboradores podrán tener un día con menos preocupaciones y por ende, un mejor desarrollo laboral, con menos inquietudes en la mente y un mejor desempeño para la empresa.

“Para tener un impacto positivo se requiere contar con plataformas que sean más intuitivas para el cliente, con una mejor interfaz, que tenga como principal atributo la comprensión de las necesidades de los usuarios” (Cendoya, 2016).


Mi Adelanto fue fundada en la Ciudad de México, en 2013, por un grupo de empresarios mexicanos emprendedores. Se especializa en un servicio automatizado que permite a los colaboradores adelantarse dinero de su siguiente pago de nómina. Cuenta con oficinas en territorio nacional y actualmente se está expandiendo a Sudamérica.

www.miadelanto.mx

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
LinkedIn