GABRIEL APARICIO
DIRECTOR GENERAL, KELLY SERVICES MÉXICO

En la actualidad vivimos en un mundo muy competitivo, en donde uno de los principales desafíos de las empresas es la atracción y retención de los empleados con talento, especialmente en las industrias donde el capital humano calificado es escaso. Por lo tanto, para que una organización tenga éxito, debe contar con un equipo de alta calidad que lo respalde.

LOS ESQUEMAS FLEXIBLES O DE TERCERIZACIÓN SE CONVIERTEN EN UNA GRAN ALTERNATIVA DE CONTRATACIÓN EXTERNA PARA LAS EMPRESAS QUE ESTÁN EN CONSTANTE CAMBIO Y ADAPTACIÓN.

En todas las empresas existen puestos críticos que no son fáciles de remplazar y no necesariamente por la jerarquía que tienen, sino porque son puestos clave para la organización, ya sea porque estas personas aportan un valor diferencial, porque tienen un alto nivel de conocimiento de su puesto o porque existe escasez de profesionales para ese trabajo en específico. Aunque las empresas buscan contar con pocos puestos críticos, no pueden correr el riesgo de que su operación se paralice tras una renuncia inesperada; perder uno de estos puestos clave puede significar la inestabilidad de la compañía. Tomando en cuenta estas circunstancias, el área de Recursos Humanos se encuentra en un dilema al momento de decidir cómo reclutar y seleccionar talento para satisfacer la necesidad de la empresa. Por lo tanto, para poder enfrentarlo se debe considerar que existen dos tipos de reclutamiento los cuales pueden ser ejecutados: reclutamiento interno o externo, y saber decidir por uno de los dos métodos es un gran conflicto para la mayoría de los responsables de esta área.

De acuerdo con la Encuesta Global de Empleo 2015-2016 (KGWI por sus siglas en inglés), realizada por Kelly Services, los empleados que reconocen sus capacidades y que conocen su posición en el mercado, tienen mayor interés en su sueldo/incentivos económicos o en su promoción profesional en comparación con otros beneficios.

El reclutamiento interno se lleva a cabo cuando una vacante es cubierta por medio de la promoción o transferencias de empleados de la misma organización, moviéndolos de una posición a otra. Este tipo de reclutamiento tiene muchas ventajas, una de las más importantes es que aporta una gran motivación para los empleados, representando así la valoración del capital humano interno; otras ventajas son las financieras, la velocidad y oportunidad en la ejecución de la estrategia de cualquier organización.

  • El 48% de los empleados están más interesados en su sueldo/incentivos económicos.
  • El 54% de los empleados están más interesados en su promoción profesional.

En ocasiones los empleados pueden tener el potencial para cubrir la vacante pero otras veces no cuentan con las habilidades o experiencia necesarias que requiere el cargo; es ahí donde se abre paso al reclutamiento externo. El reclutamiento externo se lleva a cabo cuando se tiene una vacante la cual se cubre con personas ajenas a la empresa y que provienen de otras organizaciones.

Este modelo de reclutamiento otorga ciertas ventajas como nuevas experiencias a la organización, renovación de ideas y diferentes soluciones a los problemas.

Hoy en día, las empresas no sólo hacen uso del reclutamiento interno o externo para cubrir sus vacantes, sino que fusionan ambos modelos recurriendo así al reclutamiento mixto. En ocasiones cuando se hace el reclutamiento interno, en algún punto de la organización se abre una posición a ser cubierta a través del reclutamiento externo. Según un estudio realizado por la consultora Mercer, nueve de cada 10 organizaciones anticipa que la competencia por el talento aumentará en 2017 y más de un tercio espera que ese aumento sea significativo.

Pero, aunque el 70% de las empresas señala sentirse confiada en que llenarán los puestos críticos con candidatos al interior de sus organizaciones, un 28% de los empleados dice que planea irse de la compañía en los próximos 12 meses, aun cuando están satisfechos en su actual cargo (ver gráfico). Esto representa para las empresas un desgaste, al enfocarse en la atracción y retención de sus empleados, distrayendo la atención de las prioridades del negocio.

Hasta hace unos años las empresas tenían como práctica común de negocio el operar todas las funciones relacionadas con su organización utilizando sus propios recursos, garantizando el buen manejo y desempeño de las mismas, aun cuando éstas no tuvieran el conocimiento suficiente para guiarlas con éxito. En la actualidad, las organizaciones buscan mantener su enfoque operativo en la ejecución de lo que su core business dicta, dejando en manos de expertos aquellas funciones que salen de sus conocimientos y habilidades para que sean desempeñadas por terceros, garantizando resultados y éxito.

De esta manera, los esquemas flexibles o de tercerización se convierten en una gran alternativa de contratación externa para las empresas que están en constante cambio y adaptación dando no sólo una alternativa laboral para el talento, ya que por su diseño puede considerar temas como: contratación por periodo, esquemas de home office, flexibilidad de horarios, etc. Esto permite a la empresa quedarse con el mejor talento, tanto para su beneficio competitivo, como para desarrollar mejores planes de carrera para su gente.

Según datos registrados del reporte de Staffing Industry 2016, que evalúa la condición del outsourcing a nivel mundial, la industria de la tercerización registró un crecimiento de 12.9%, comparada con el 2015. En México, el uso de esquemas flexibles o tercerización para la contratación de personal ha incrementado en los últimos años un 37%, de 3 millones 578 mil 247 durante 2014 a 4.9 millones en el 2016, de acuerdo con el INEGI.

¿CUÁNDO ES MOMENTO DE VOLTEAR A VER A UN SERVICIO FLEXIBLE O DE TERCERIZACIÓN?

Los esquemas flexibles o de tercerización podrían ser exitosos, siempre y cuando cubran realmente las necesidades de las empresas, incluyendo todas las regulaciones definidas por las autoridades; en caso contrario, utilizar esquemas flexibles o de tercerización podría dañar no sólo el área de la que se imparte el servicio, sino también la esencia de las organizaciones o el core business. Hay que poner mucha atención cuando se requiere un servicio de tercerización; una mala estrategia puede llevar a pérdidas económicas, de producción y hasta se puede ver afectado el clima organizacional.

Cuando no se escoge a la persona correcta para desempeñar las funciones que su empresa necesita, cuando no se define el perfil deseado, el resultado es doble inversión económica, más tiempo invertido y un desapego de la gente hacia la marca. Contratar por contratar puede ser la diferencia entre el fracaso y el éxito. Sin embargo, una buena elección tanto de la empresa como del servicio puede significar el factor diferenciador en el mercado.

Para Kelly Services, una decisión acertada puede significar menos responsabilidad para la empresa, una menor carga económica para la compañía; la contratación adecuada de servicios de tercerización puede ahorrar a la empresa hasta un 50% de los gastos de su negocio, ahorro de tiempo en trámites administrativos y burocráticos, entre otros factores.

LA CONTRATACIÓN ADECUADA DE SERVICIOS DE TERCERIZACIÓN PUEDE AHORRAR A LA EMPRESA HASTA UN 50% DE LOS GASTOS DE SU NEGOCIO.
PRINCIPALES RAZONES POR LAS CUALES UNA EMPRESA DEBE BUSCAR SERVICIOS FLEXIBLES O DE TERCERIZACIÓN
  • Cuando se busca aumentar la capacidad instalada de la compañía con el propósito de mejorar aquellas áreas que identifica como “no sus áreas de principal conocimiento”.
  • Reducción de inversión en la adquisición de activos que puedan convertirse en obsoletos para la empresa.
  • Contratación de talento especializado, puestos críticos o clave ante la escasez de profesionistas nacionales (fuente de conocimiento).
  • Implementación de buenas prácticas, desarrollo de innovación y creatividad.
  • Certeza en el cumplimiento de las obligaciones legales y laborales.
  • Incremento de productividad y eficiencia.

Si alguno de estos puntos concuerda con tus necesidades, es momento de ponerte en manos de un experto para que evalúe el comportamiento de tu empresa y te asesore, brindándote el mejor servicio que se adapte como un “traje a la medida”. En Kelly Services sabemos la importancia y el gran reto que tienen las empresas para contratar al mejor talento, que aporte el valor, experiencia y conocimiento necesario para hacer crecer el negocio. Si tu empresa busca optimizar y mejorar sus procesos de Recursos Humanos, nuestros expertos te ofrecen la asesoría que tu organización requiere.


Fundada en 1946, Kelly Services se especializa en Automotriz, Natural Resources, High Tech, Aeroespacial, Life Sciences y Financiera.
www.kellyservices.mx