Liderazgo: ¿un Puesto Jerárquico o un Foco Determinante en la Organización?

Leopoldo Rubio
Director de Recursos Humanos, Instituto FONACOT

Hoy en día los cambios dentro de las organizaciones se presentan de una manera constante y acelerada, lo que lleva a que éstas agilicen sus metodologías para reaccionar de una manera oportuna, y que a su vez puedan localizar a los líderes internos.

Dichos líderes se pueden manifestar en puestos que van desde directivos y/o altos mandos, hasta los mandos medios u operativos de la organización. El contar con la facultad para poder localizarlos se vuelve una tarea titánica, por lo que llevar a cabo un plan integral de detección oportuna genera que éstos propicien o favorezcan los cambios que harán que la organización tome mejores decisiones, y pueda afrontar de mejor manera el futuro, el cual a veces se vuelve complicado y genera incertidumbre.

En México las organizaciones deben empezar a tomar conciencia de esto, por lo que detectar a sus líderes internos se vuelve una parte fundamental en las estrategias de desarrollo y crecimiento tanto de la empresa como de sus colaboradores. Pero realmente, ¿qué conlleva el poder definir de manera correcta lo que es un líder? Comencemos con aclarar que un líder va más allá de tener un nivel jerárquico determinante dentro de la organización, ya que éste debe ser quien pueda generar influencia significativa en un grupo o incluso grupos determinados, y de esta manera dirigirlos hacia metas establecidas, logrando enfocar su visión en los demás, siendo adoptada incluso como propia. Así mismo, debe de tenerse claro que no todos los líderes llegan a ser gerentes ni todos los gerentes llegan a ser líderes, pues en ocasiones el liderazgo es confundido con la autoridad.

La transformación en las organizaciones se puede dar a través de varios factores; ya sea por cambios tecnológicos, tendencias laborales, tendencias políticas o incluso la misma globalización. El cambio implica hacer las cosas de manera diferente a la que se está normalmente acostumbrado. Para que una reforma funcione dentro de las organizaciones se debe presentar de manera planeada y estructurada, es decir, al saberse que se aproximan situaciones en donde no se puede seguir operando de la misma forma, se debe realizar un análisis para generar o desarrollar actividades específi cas que nos conduzcan al logro de los objetivos, sin importar si éstos ya estaban establecidos o incluso son nuevos. Al presentarse dichas situaciones, los principales personajes que deben intervenir son los llamados agentes de cambio, los cuales cumplen un papel muy importante, pues son aquellas personas dentro de las organizaciones que se encargan de agrupar a las fuerzas y dirigir las actividades que se consideren necesarias para implementar el cambio. Y es aquí en donde los diferentes líderes juegan un papel determinante ya que se convierten en aquellos focos potenciales, y aliados para la administración. Hoy en día, la cultura organizacional en México no ha tomado en cuenta la importancia de localizar a sus líderes o crear dentro de sus mismos empleados a líderes que podrían apoyar a la organización de una manera positiva. Es por eso que se deben de tomar en cuenta las siguientes cuestiones:

¿Mi empresa localiza a los agentes de cambio y/o líderes antes de presentarse cambios dentro de la organización?
¿Presto atención a estos líderes y tengo una comunicación efectiva?
¿Estos líderes son aliados de la organización?

Al contestar estas preguntas se podrá saber en qué posición se encuentra la empresa con sus líderes y qué acciones debe de tomar para hacer que esto fluya de la mejor manera ante cambios futuros; de ahí la importancia de dirigir a la empresa hacia un liderazgo efectivo que es aquél que logra resultados, aquél que se ve y no del cual se habla.

Un líder efectivo no busca el reconocimiento solamente para él mismo sino la necesidad de triunfar y alcanzar el éxito para todos (empresa, equipo de trabajo, etc.). Los “líderes” con comportamientos egoístas son líderes por imposición y no por mérito.

Para el Instituto FONACOT la competencia de liderazgo se refiere a la “habilidad para convencer y orientar a otros con la finalidad de llegar a un resultado común; implica comunicar la visión de la estrategia, definir objetivos, dar seguimiento y retroalimentación a su equipo”.

Conscientes de ello buscamos permanentemente el desarrollo de nuestros líderes en todos los niveles de la organización, por lo que desde el 2014 hemos ejecutado de manera consistente estrategias para el perfeccionamiento de dicha competencia en nuestro personal. Las principales acciones incluyen la certificación del liderazgo orientado al servicio público —conforme al estándar registrado ante el Consejo Nacional de Normalización y Certificación (CONOCER)—; así como la implementación de Planes de Desarrollo Individual orientados al análisis de las competencias directivas del personal estratégico y de mando, con la finalidad de identificar personas clave con alto potencial de crecimiento a corto y mediano plazo; así como las brechas existentes para focalizar los esfuerzos de capacitación en la materia.

Adicionalmente, hemos adoptado prácticas innovadoras para el sector tales como sesiones de coaching grupal e individual con un enfoque en la atención personalizada de las necesidades individuales de los líderes de la organización, para fortalecer la gestión de los equipos de trabajo y en consecuencia incrementar su desempeño. Dichas acciones han contribuido al cumplimiento de los objetivos y metas planteadas en cada ejercicio, mediante la mejora continua del clima organizacional privilegiando la comunicación entre las diferentes unidades administrativas del Instituto, así como dentro de las mismas. Acciones como estas permitirán que cada vez más existan funcionarios públicos más preparados y capaces de obtener resultados a través de sus equipos de trabajo, mediante una correcta administración del personal y con la plena convicción de que un líder no hace seguidores sino que forma líderes.

Es cierto que el liderazgo conlleva una gran responsabilidad pues busca desarrollar el máximo potencial tanto en la empresa como en sus trabajadores; un buen liderazgo mantendrá a los empleados contentos y motivados, mejorando así el clima empresarial y creando en el colaborador un sentido de pertenencia que le permita adoptar la misión y visión del lugar donde trabaja como propias.

Ninguna técnica es infalible, por lo que no debemos descartar que el liderazgo podría fracasar, y es por ese motivo que hay que analizar y diseñar bien las estrategias empresariales, para conseguir que todo vaya en función de la misión y visión de la empresa y sus objetivos, a final de cuentas, quizás la tarea más compleja de todo líder sea la de tomar el control de sus propias acciones.


Instituto FONACOT fue creado el 01 de mayo de 1974, por decreto presiencial, como Fondo de Fomento y Garantía para el Consumo de los Trabajadores (FONACOT). Se especializa en crédito y fi nanzas. Cuenta con 2 ofi cinas sedes en la Ciudad de México y 94 en el área metropolitana e interior de la República, tiene 1,492 empleados (al 31 de mayo del 2018). Ha sido reconocida con el certifi cado de Great Place To Work, en agosto de 2017, como una de las mejores compañías para trabajar en el país, logrando estar nueve puntos por arriba del promedio del Sector Gobierno; además del certifi cado de calidad ISO 9001-2000; ISO 9001–2008, y la recertifi cación consecutiva entre 2013 y 2017; entre otros.

www.fonacot.gob.mx

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
LinkedIn