ANA LILIA BAÑOS
DIRECTORA DE LÍNEA DE CONSULTORÍA, GINGROUP
MARIO VERGARA
CONSULTOR INDEPENDIENTE

Para muchos de nosotros pensar en nuestras finanzas personales es sinónimo de estrés. Nuestra vida está rodeada de compromisos financieros adquiridos: una hipoteca, la compra de un coche, la educación propia o de los hijos o, el peor de los escenarios, llegar a la edad de la jubilación sin tener un fondo de ahorro para el retiro. Nuestra administración y control financiero están fuertemente ligados con nuestra calidad de vida y con nuestro bienestar físico y mental. La encuesta de bienestar financiero de la OCDE muestra que el interés y estrés por la buena administración financiera está en aumento.

La importancia de la administración financiera fue explorada como parte de la London Fintech Week en un evento innovador de la Cumbre Mundial Financiera. Una de las conclusiones de mayor impacto se refiere a que las personas son conscientes de las finanzas desde un campo cuantitativo y racional; sin embargo, es creciente nuestra relación con los aspectos financieros desde un plano emocional.

Este hallazgo tiene dos implicaciones centrales:
  • Nuestra administración emocional de las finanzas personales tiene un impacto en la salud física, mental y eficiencia laboral.
  • Las personas toman decisiones financieras con la mano en el corazón, no sólo con el cerebro.

El creciente interés en el bienestar financiero del personal es un tema fundamental en las empresas. Es un concepto que nos concierne a todos, tanto los que tienen acceso a los servicios financieros como los que no.

Para operar en la sociedad, todos dependemos de un sistema económico; necesitamos acceso a servicios monetarios y de crédito para participar en esos sistemas económicos, ya sea formal o informalmente. En esto hay un inconveniente, los costos que pueden tener estos servicios son demasiado elevados. Es aquí donde se abre una ventana de oportunidad para la función de Recursos Humanos (RH), que puede ser la palanca que facilite a los empleados servicios financieros de manera viable y a bajo costo.

LA FUNCIÓN DE RECURSOS HUMANOS SE VUELVE MEDULAR PARA CERRAR LAS BRECHAS QUE PERMITAN AL PERSONAL EL ACCESO, A TRAVÉS DE LA TECNOLOGÍA, A BENEFICIOS QUE LES PERMITAN MEJORAR SU CALIDAD DE VIDA.

Actualmente un empleado con un bajo salario tiene que decidir entre arreglar su lavadora o comprar los útiles escolares. En estos casos RH puede habilitar la obtención de fondos al personal que se encuentra fuera de los grandes consorcios financieros. Otra oportunidad es apoyar a un gran porcentaje de empleados que no se encuentra necesariamente en una mala posición financiera, pero tal vez no puede incrementar su patrimonio.

¿Cómo acercar a los empleados el financiamiento que les permitirá adquirir una casa, comprar un coche, ahorrar para la educación de sus hijos o simplemente tener recursos para solventar gastos imprevistos?

Hay una nueva tendencia en el campo de las finanzas que las está revolucionando, esta tendencia es Fintech. La innovación consiste en relacionar la administración de los Recursos Humanos y el mejoramiento de la calidad de vida de los empleados con este nuevo concepto financiero. Fintech es la contracción de finance y technology (finanzas y tecnología). Consiste en la utilización por parte de las empresas de las tecnologías de información para ofrecer servicios financieros de forma eficaz y de bajo costo. Abarca desde productos en línea como son la banca móvil, el otorgamiento de crédito, pagos e inversiones, hasta la negociación de mercados, desarrollo de sistemas, monederos digitales, financiamiento colectivo, criptomonedas y monedas alternativas.

Los objetivos centrales son:

• Ofrecer nuevos servicios financieros.
• Agregar valor a los servicios financieros actuales.

Fintech nace como una alternativa viable frente a las actuales instituciones financieras que no están ofreciendo los servicios que los usuarios requieren. Productos caros o procesos burocráticos complejos, que toman largo tiempo, son un impedimento que abre oportunidades a nuevas opciones ágiles y seguras. En el caso de México el acceso a los servicios financieros es bajo. Según la Encuesta Nacional de la Inclusión Financiera, 42.6 millones de adultos no cuentan con una cuenta bancaria formal.

En el sistema financiero mexicano está muy concentrada la prestación de los servicios financieros; según un estudio de la Comisión Federal de Competencia Económica, cinco instituciones controlaban el 85% de las sucursales, el 80% de los cajeros automáticos y el 72% de las corresponsalías.

Del total de la población susceptible de ahorrar, el 56% no ahorra o lo hace de forma informal; y de ese ahorro informal, el 62% lo dejó en su casa y el 33% lo metió en una tanda. En lo que se refiere al crédito, el 71% no tiene o es informal; y de ese crédito informal el 61% se obtiene de familiares y el 32% de amigos.

Los empleados hoy en día requieren que las empresas les proporcionen un servicio personalizado a la medida de sus necesidades. Esto se suma al hecho de que las organizaciones están tomando un enfoque integral de los trabajadores, quienes esperan que se incrementen sus opciones en cuanto a sus necesidades individuales, como es el caso de asesoría financiera y opciones de administración de sus ingresos.

¿CÓMO ACERCAR A LOS EMPLEADOS EL FINANCIAMIENTO QUE LES PERMITIRÁ ADQUIRIR UNA CASA, COMPRAR UN COCHE, AHORRAR PARA LA EDUCACIÓN DE SUS HIJOS O SIMPLEMENTE TENER RECURSOS PARA SOLVENTAR GASTOS IMPREVISTOS?

Las empresas pueden ser el medio que vincule las necesidades financieras de los empleados, proporcionándoles instrumentos que les permitan acceso a servicios financieros que tradicionalmente les serían negados. Fintech puede ayudar a facilitar este acceso. Por ejemplo, si la empresa tiene una caja de ahorro que cuente con herramientas tecnológicas —o si terceriza servicios con una empresa que cuente con herramientas tecnológicas para la prestación del servicio de nómina—, es posible proporcionar diversos productos y servicios individualizados al personal para tener financiamiento oportuno, a bajo costo; lo que le permitirá una mejor percepción de la retribución por el trabajo que desempeña, incrementar su patrimonio y mejorar su calidad de vida.

Una de las principales características de la nueva era no es sólo el cambio, sino el cambio a un ritmo acelerado, lo que crea nuevas reglas para las empresas y para la administración de los Recursos Humanos. Las organizaciones enfrentan un contexto radicalmente diferente para la fuerza de trabajo, el lugar de trabajo y el mundo del trabajo. Estos cambios han transformado las reglas, especialmente en tres necesidades críticas —en opinión de los empleados—: salud, desarrollo profesional y administración financiera de sus propios recursos; elementos que se traducen en el nuevo significado de calidad de vida.

En la práctica diaria, al escuchar y entrevistar a nuestros clientes y líderes empresariales, es evidente que la tecnología está avanzando a un ritmo sin precedente. Tecnologías como la Inteligencia Artificial (IA), plataformas móviles, sensores y, sobre todo, la tecnología financiera que permite el acceso controlado y seguro a los recursos para el mejoramiento del patrimonio del personal, están presentes en el entorno individual y colectivo. La función de Recursos Humanos se vuelve medular para cerrar las brechas que permitan al personal el acceso, a través de la tecnología, a beneficios que les permitan mejorar su calidad de vida. Todos los líderes empresariales han experimentado estos cambios, para bien o para mal, tanto en su vida laboral como en su vida personal.

El cambio rápido no se limita a la tecnología, sino que abarca también a la sociedad y la demografía. Los líderes empresariales y de RH ya no pueden seguir operando de acuerdo con los viejos paradigmas. Ahora deben adoptar nuevas formas de pensar sobre sus empresas, su talento y su papel en los asuntos sociales. Según diversos estudios internacionales, las preocupaciones de los empleados son en un 61% la salud, 23% asuntos financieros y 16% asuntos referentes a su carrera.

Es un hecho que, en la actualidad, pasan más tiempo preocupados por sus propios asuntos financieros. RH tiene un papel único que desempeñar: puede ayudar a las organizaciones a adaptarse a la tecnología, ayudar a las personas a adaptarse a los nuevos modelos y vincular estas herramientas con el sector financiero, quien será la fuente de recursos para que los empleados puedan incrementar de manera inteligente su patrimonio. Las áreas de Recursos Humanos están experimentando un cambio veloz y profundo. Es cada vez más percibida como una función estratégica que además brinda servicios al capital. Se le pide ahora que ayude a liderar a las organizaciones en la transformación digital para proveer servicios y transacciones individualizadas.

El reto: ¿cómo pueden las organizaciones cambiar la función de Recursos Humanos para operar de manera digital, utilizar herramientas y aplicaciones digitales para ofrecer soluciones y experimentar e innovar continuamente?

  • 56% de las empresas están rediseñando sus programas de RH para aprovechar las herramientas digitales y móviles.
  • 51% de las empresas están actualmente en el proceso de rediseñar sus organizaciones para los modelos de negocio digital.
  • 33% de las empresas utilizan una forma de tecnología de inteligencia artificial para proporcionar soluciones de recursos humanos y el 41% están desarrollando activamente aplicaciones móviles para prestar servicios de recursos humanos.

La revolución digital llegó para quedarse. Aunque los sistemas de RH basados en la nube trajeron un tremendo valor a las organizaciones, ya no son suficientes. Hoy se buscan soluciones en el contexto de las aplicaciones que proporcionan alternativas innovadoras para el mejoramiento del personal; diversas compañías líderes en la industria ya están avanzando sobre este camino. Aquellas compañías que incursionen en estas nuevas tecnologías y formas de trabajo, y que exploren e inviertan en permitir la agilidad mediante una reinvención constante, estarán fuertemente posicionadas para tener un impacto en los resultados empresariales, en la experiencia de los empleados, en el mejoramiento de la calidad de vida, en el incremento de su patrimonio y, por qué no, en el mejoramiento económico del mundo.


Fundado en 1984, GINGROUP se especializa en administración de nómina; asesoría contable, fiscal y laboral; y consultoría en capital humano.
www.gingroup.com