GIOVANNA ESQUIVEL
DIRECTORA DE OPERACIONES,
ENTORNO CORPORATIVO Y EMPRESARIAL

Para el 2020 la generación millennial abarcará más de un tercio de la fuerza de trabajo mundial y muchos de ellos estarán ocupando cargos directivos. Conforme van acaparando lugar y crecimiento en el mercado laboral, ocuparán mandos importantes dentro de las organizaciones o como emprendedores de las llamadas startups, lo que los convertirá en líderes y generadores de negocios, apuntalados por estrategias más disruptivas para generar la experiencia deseada de los clientes o consumidores, acompañados por la innovación, tecnología y las necesidades que demanda el mundo actual.

Los millennials desafían muchas de las prácticas organizacionales de hoy y están generando un impacto que obliga a cuestionarse el liderazgo corporativo. La generación millennial no se ve atraída sólo por el dinero o el reconocimiento; quieren ser líderes para inspirar a los demás, marcar una diferencia en el mundo y dirigir compañías que se interesen no sólo por números, sino por la trascendencia.

Los retos son muchos, lo cual deriva en una brecha generacional en donde la evolución de la cultura, la tecnología y la sociedad son la causa de una generación acostumbrada a nuevos métodos o modelos de trabajo. Las organizaciones tienen individuos con acceso rápido a la información, conectados con el mundo y aptos tecnológicamente, cuyo deseo es ser incluidos en la toma de decisiones, así como saber que generan un valor agregado a la organización. Quieren un ambiente colaborativo para intercambiar ideas con pares y cumplir con una misión, en lugar de una cultura corporativa rígida en sus políticas y procedimientos.

El principal desafío de aquéllos que los lideran es buscar un equilibrio interno en la diversidad generacional, otorgarles el poder justo para ejercer su liderazgo con un rango salarial equitativo y el ambiente requerido para que su sentido de pertenencia vaya más allá de un buen clima laboral.

SEGÚN UN ESTUDIO REALIZADO POR LA CONSULTORA UNIVERSUM GLOBAL, EN EL AÑO 2020 LOS MILLENNIALS SERÁN EL 50% DE LOS TRABAJADORES ACTIVOS, MIENTRAS QUE EN EL 2025 REPRESENTARÁN EL 75% DEL TOTAL DE LA FUERZA LABORAL MUNDIAL.

A lo largo de los años las organizaciones han tenido que adaptar los sistemas de liderazgo a cada generación —los tradicionalistas (mayores de 60 años), los Baby Boomers (nacieron después de la II Guerra Mundial), la “X” (generación de transición) y los Millennials (los más jóvenes, quienes entraron al mundo laboral en el nuevo siglo)—. Todas se diferencian por los hechos que las marcaron: guerra, crisis económica, aparición de Internet, globalización, etc.

En el futuro los millennials abarcarán gran parte del campo laboral y podrán ser los líderes del futuro de las organizaciones. Nacidos entre finales del siglo XX y principios del siglo XXI, están marcados por el desarrollo tecnológico vinculado al ocio, el consumismo y la constante aparición de nuevas modas y fenómenos.

La base de toda organización está constituida por el capital humano, donde es necesario permear su motivación e inspiración. Las organizaciones tienen la oportunidad de generar un liderazgo que concrete la conexión entre innovación, experiencia y competencias laborales, y los millennials son una alternativa para conseguirlo, ya que nos encontramos en un mundo cada vez más tecnológico que está cambiando la forma en la que las organizaciones se estructuran y sus colaboradores se conectan.

El talento en México ha sido un tema de análisis al momento de realizar la atracción y selección; el liderazgo es uno de los principales problemas, por lo que es vital atraer personal con la habilidad de desarrollar y retener a los líderes del mañana, que inspiren y motiven a los colaboradores a maximizar su potencial y promover el desarrollo continuo.

Los millennials están impulsando el cambio de la visión sobre la relación organización vs. colaboradores, y es necesario que se implementen nuevas estrategias en Recursos Humanos (RH). Ellos ya no están abiertos a formas tradicionales de empleo, desean nuevos modelos de trabajo para adoptar mayor flexibilidad, variedad y deseo de aprendizaje, lo cual relacionan con el éxito profesional.

Las organizaciones requieren mantener comprometido al talento joven. Deberán centrarse en la retención de esta generación mediante la capacitación y generación de oportunidades que los impulsen a tener mayor compromiso dentro de la empresa. Es fundamental contar con las habilidades necesarias para desempeñar una posición de liderazgo y los próximos líderes tienen

la gran ventaja de tener interés por desarrollar nuevas competencias y fortalecer las existentes.
Existen competencias laborales y/o habilidades que representan un retorno de inversión garantizado para la organización: resolución de problemas y toma de decisiones, comunicación efectiva, trabajo en equipo, capacidad de análisis, enfoque a resultados, negociación, planeación y administración de proyectos, entre otras. Éstas facilitarán el camino a posiciones de liderazgo sin importar el puesto o sector al cual desean incorporarse.

Entre los millennials hemos podido identificar que existen tres competencias clave:

Liderazgo basado en inteligencia social: fomentan la participación, integrando las ideas del equipo para la toma de decisiones.

Tienen un comportamiento multitask: son capaces de realizar varias tareas a la vez, lo cual aumenta su productividad y optimiza su tiempo en el cumplimiento de los objetivos que tienen asignados.

Intenso y constante deseo de aprendizaje y crecimiento: favorece nuevos métodos y mayor creatividad. La multinacional de comunicaciones Telefónica realizó una investigación acerca del comportamiento y expectativas de los millennials en Latinoamérica, Estados Unidos y Europa.

El estudio Global Millennial Survey incluyó a 12,100 jóvenes de 27 países y concluye que las expectativas que tienen sobre su futuro personal y el de sus países son radicalmente elevadas.
Las prioridades son sus carreras profesionales y sus trabajos.

El objetivo más importante a lograr en 10 años para el 43% de los encuestados es concretar un empleo estable y con una remuneración alta. El 16% de ellos dijo que lo primordial era tener una casa, el 10% tener hijos y el 9% casarse.

Los resultados en Latinoamérica indican que el 39% busca trabajar en una compañía que les ofrezca capacitación, formación profesional y un amplio campo para desarrollar su carrera. En Estados Unidos los jóvenes que buscan trabajar en empresas que ofrezcan esas posibilidades corresponden solamente al 20%. Lo que, sin lugar a dudas, denota la gran expectativa que tienen los jóvenes latinoamericanos en su desarrollo profesional.

“EN LUGAR DE ESTANCARSE EN EL TEMA DE NUESTRA JUVENTUD Y PREGUNTARSE CÓMO PODEMOS SER MÁS COMPATIBLES CON LAS RESPONSABILIDADES QUE REQUIEREN DE NOSOTROS LAS EMPRESAS, CONVOCO A QUE SE ABRA EL TRABAJO A PROPUESTAS INNOVADORAS. INTÉGRENNOS CORRECTAMENTE Y NOSOTROS, LOS MILLENNIALS, PONDREMOS A BAILAR A SUS EMPRESAS”. Caleb Melby, columnista de Forbes.

Otro dato sobresaliente indica que el 71% de los millennials están dispuestos a viajar a otro país para trabajar. En Latinoamérica el 50% de ellos le dan mayor peso a obtener una buena remuneración a la hora de viajar a buscar trabajo, en Estados Unidos el 64% viajaría para tener más perspectivas del mundo, y en Europa el 55% lo haría para tener contacto con una cultura nueva.

Las características de los millennials cambian de acuerdo al país y marco cultural, sin embargo, la mayoría de ellos crecieron con el desarrollo tecnológico y son fanáticos de las redes sociales, la comunicación, los medios, el entretenimiento, la innovación y la flexibilidad laboral.

El 80% de los encuestados en todas las regiones tiene un teléfono inteligente y el 45% posee una tableta electrónica. El 83% está al día con la tecnología y a la gran mayoría le parece importante tener conocimientos digitales para optimizar su rendimiento laboral y conseguir mejores oportunidades de trabajo.

Afirmaron que usan dispositivos móviles diariamente para enviar textos y acceder a Internet y redes sociales. El 53% de ellos sienten que los móviles han cambiado su manera de informarse, el 49% que han cambiado sus métodos de educación e investigación y el 33% que han cambiado sus hábitos de trabajo.

Finalmente, el 73% piensa que los conocimientos tecnológicos son clave para mejorar su productividad y un 42% que sirven para ser más agiles en el desempeño de sus trabajos.
Es momento de que las organizaciones dejen a un lado el significado que le dan a esta generación y comiencen a entenderla y proporcionarle un enfoque distinto que potencialice sus competencias e ideas, incorporándolas a los objetivos y cultura de las diversas organizaciones.
El mundo laboral se encuentra en gran parte conformado por esta generación la cual va a permanecer por un largo tiempo; es una de las generaciones con mayor impacto, lo cual nos obliga a replantearnos la idea del liderazgo tradicional y transformarnos con líderes de pensamientos innovadores, con hambre de crecer y aportar ideas, no sólo en el desarrollo de estrategias que impulsen el objetivo de la compañía sino generando nuevos espacios de trabajo que fomenten la creatividad, la comunicación y el trabajo en equipo, dejando atrás el liderazgo impositivo y jerárquico.

La firma internacional de auditoría y consultoría PricewaterhouseCoopers (PwC), del fondo de inversión estadounidense KPCB realizó el estudio 2015 Internet Trends Report para establecer cuáles son los beneficios laborales más importantes para los millennials. Se concluyó que es necesario que los líderes y empresarios modifiquen la visión fatalista acerca de esta generación que ha impulsado el despertar de todas las generaciones, logrando que nos cuestionemos sobre la forma de liderar y fomentar el desarrollo del talento y cultura dentro de las organizaciones. Debemos de incorporarlos al mundo laboral maximizando su visión innovadora, fomentando su capacidad de trabajar colaborativamente y generando una búsqueda continua de la adaptación a los cambios culturales, tecnológicos y económicos del país, despertando nuestra consciencia en las organizaciones y generando valor agregado en cada puesto que desempeñemos.

Es momento de romper paradigmas y crear nuevas formas para desarrollar el crecimiento organizacional y fomentar mejores líderes en nuestro país, con un sentido real y congruente de lo que desean e integrarlo con los objetivos generales de cada organización enraizándolos con su propósito de vida.


Fundada en 2004, Entorno Corporativo y Empresarial se especializa en administración de personal, reclutamiento y selección, headhunting, consultoría en Recursos Humanos, y control y administración de viáticos.
www.entornocorporativoempresarial.com.mx