¡El CFDI de Nómina! ¿Arma Letal del SAT?

Eduardo Beltrán Manzano
Director, GRUPO SISTEMAS

A partir del año 2014, se reformó la Ley del Impuesto Sobre la Renta en los temas que se relacionan con las nóminas pagadas por los patrones a sus empleados. Estas reformas tuvieron un común denominador; cumplir con un gran número de requisitos para tener la posibilidad de deducir los pagos por concepto de nómina, siendo estos requisitos muy exigentes, rigurosos y que se deben cumplir al 100%.

Lo anterior genera que las empresas y personas físicas que pagan nóminas deban ser extremadamente cuidadosas para no caer en una situación de incumplimiento y, con ello, no poder deducir el gasto erogado por el pago de la nómina, con el efecto directo en un pago mayor de ISR. Las principales reformas que afectaron el rubro de Nóminas fueron las siguientes:

a) La deducibilidad parcial para los patrones que pagan nómina, de todos aquellos ingresos que obtienen los empleados en especie o en dinero y que son exentos para ellos, de acuerdo con la propia LISR (47% o 53%) en función de un cociente determinado cada año.

b) La autorización para utilizar en los recibos de nómina a través de la elaboración del CFDI, conceptos de deducción que pueden ser gravados y exentos.

c) La creación de un CFDI (Comprobante Fiscal Digital por Internet) de egresos antes, ahora de nómina, indispensable para timbrar el recibo de pago a cada empleado, a través de un PAC, así como los plazos de presentación ante la autoridad. 61

d) Se eliminó la obligación de presentar la Declaración Anual de Sueldos y Salarios (DIM) a partir del tercer año, que correspondió al ejercicio de 2017.

Una vez que las fábricas de software, fiscalistas y patrones hicieron sus propias interpretaciones a las reformas, generaron diferentes criterios en la aplicación de las mismas, lo que provocó que la información que ha estado llegando al SAT, a través de los CFDIs enviados por cada patrón, no ha sido en la forma en que el SAT había diseñado recibirla.

Esto ha generado inconsistencias importantes en el ordenamiento y acumulación de la información básica e indispensable para determinar los ingresos acumulables, no acumulables, de previsión social, exentos, y las retenciones de impuesto de cada persona física; sin embargo, al estar los patrones obligados a enviar la declaración anual por los ejercicios 2014, 15 y 16 al SAT, así como entregar la constancia de percepciones y retenciones a los empleados, hizo posible que estas inconsistencias no se visualizaran, entre la información del SAT y el patrón, ya que el empleado utilizaba el Formato 37 entregado por su patrón para elaborar su declaración anual como persona física.

En mi opinión, derivado de las inconsistencias detectadas por el SAT en los ejercicios mencionados, se tuvieron que hacer cambios muy importantes, los cuales entraron en vigor durante el ejercicio 2017.

Los principales fueron los siguientes:

a) Cambio de Versión del Complemento de Nómina de la 1.1 a la 1.2 (se incluyen nuevos nodos y atributos generales, así como temas de subcontratación).

b) Modificación a la guía de llenado del comprobante del pago del recibo de nómina del SAT (para generar la equivalencia con los conceptos de nómina de los patrones).

c) Cambio de versión del CFDI de 3.2 a la 3.3.

Con estos cambios en las versiones del CFDI, Anexo, Complemento y Guías de Llenado, el SAT estaría tomando en cuenta muchas de las inconsistencias detectadas entre su proyecto original y lo que estaba recibiendo por parte de los patrones a través de los CFDIs, para homologar de forma completa y exacta esta información, y que finalmente sería la base para generar la visualización de la predeclaración anual de las personas físicas que trabajaron bajo el capítulo de sueldos y salarios.

Aun cuando hubo un esfuerzo importante por parte de las autoridades hacendarias para llevar a cabo los cambios antes mencionados —con el propósito de obtener un mayor número de datos informativos que tuvieran una clasificación más específica y mayor detalle en los conceptos tanto de percepciones como deducciones— no lograron el objetivo de facilitar a los patrones la elaboración y homologación de los CFDIs de nómina que pretendían, y con ello obtener un porcentaje mayor de información que empatara con sus sistemas.

Los cambios de versiones, complementos y ajustes de último momento que sucedieron durante el ejercicio 2017, ocasionaron mayores imprecisiones en la información que asentaron los patrones en sus CFDIs de nómina, lo que provocó un verdadero reto para el SAT para poder clasificar y empatar la información con sus protocolos.

Derivado de lo anterior, se generó una inmensa cantidad de inconsistencias entre lo informado por los patrones al SAT y la información que se mostraba en las declaraciones automáticas de personas físicas; lo que originó una situación muy delicada que llevó al SAT a tomar decisiones que parecieran desesperadas y que nunca se habían visto; algunas de ellas fueron:

a) Emitir en diferentes fechas información de las declaraciones automáticas de personas físicas del capítulo de sueldos y salarios con información diferente.

b) Aceptar que los patrones enviaran la declaración anual de sueldos y salarios, aclarando que no tendría ninguna validez oficial, pero con ello

c) Ampliar el plazo para la presentación de las declaraciones anuales de las personas físicas del mes de abril al 15 de mayo, algo no visto hace muchos años.

d) Autorizar a los patrones a cancelar los CFDIs del ejercicio 2017 que consideraran se enviaron con información errónea o incompleta, y sustituirlos por los correctos durante el 1 y 15 de mayo, sin tener repercusión de considerar las nóminas como no deducibles, por no haberlos corregido y enviado durante el ejercicio de 2017.

En conclusión, si analizamos el desarrollo que ha tenido el CFDI de nómina desde el año 2014 hasta la situación crítica que se vivió en este 2018 —en el que ya no es obligatorio presentar la declaración anual de sueldos y salarios (DIM) del ejercicio 2017— podemos concluir que existe una diversidad muy grande de temas que los patrones no están cumpliendo de acuerdo a las reglas publicadas por el SAT, lo que los coloca en una situación muy grave de contingencia ante la autoridad, ya que no se cumple con las requisitos impuestos por la ley, ni en la forma ni en el fondo.

¿Cuál es la causa lo anterior?; el desconocimiento profundo de las personas que tienen a su cargo el proceso de la nómina en las empresas. Generalmente estas personas no están especializadas al 100% en todos los procesos y requisitos que se deben cumplir como lo señalan las autoridades. Más preocupante resulta observar que los directores de RH o Finanzas que tienen bajo su responsabilidad estos procesos de nómina, no visualizan el riesgo de que en cualquier momento la autoridad pueda considerar las deducciones por erogación del pago de la nómina como no deducible, lo que implica pagar el ISR correspondiente más los accesorios y tener que responder a los cuestionamientos de sus consejos o de los socios.

Después de ver los resultados de mayo pasado, se estima conservadoramente que más de un 50% de patrones se encuentran en algún default ante la autoridad en el proceso de nómina; puede ser desde no timbrar las primas de seguros a favor de los empleados, hasta manejar equivocadamente conceptos de previsión social o los viáticos que depositan a las cuentas personales de sus empleados.

Es recomendable que ante el menor indicio o duda de que no se esté realizando correctamente el proceso de nómina, se solicite un diagnóstico o revisión por alguna compañía especializada en este campo, que evalúe desde el cálculo de los conceptos de percepción y deducción por el sistema que utilice, la generación del CFDI y su complemento, así como el adecuado tratamiento de los ingresos acumulables, exentos y de previsión social, etcétera.


GRUPO SISTEMAS fue fundada en la Ciudad de México, en 1977, por Sergio Linares Turrent, Eduardo Beltrán Manzano y Humberto Peña Manzano. Se especializa en maquila, outsourcing de nóminas y outsourcing contable. Cuenta con 3 ofi cinas —Estado de México, Querétaro y Playa del Carmen— y 95 colaboradores. Tiene presencia en México y Estados Unidos. Ha sido reconocida como Miembro de USEM y Patrono de Diversas Fundaciones.

www.sistemascc.com.mx

Comparte en tus Redes Sociales:
Facebook
Twitter
LinkedIn