LEOPOLDO RUBIO
DIRECTOR DE RECURSOS HUMANOS,
INSTITUTO FONACOT

En la actualidad, como directivos y gerentes de Recursos Humanos, el contexto empresarial nos mantiene en la necesidad de encontrar el rendimiento óptimo del personal. Las empresas deben estar atentas a todos los cambios que surjan en el entorno y anticiparse a ellos a través de la alineación y planeación adecuada de las estrategias, así como de su capital intelectual.

En nuestro país, alrededor de los años noventa, surgió el concepto de modernización del sistema de formación y capacitación del personal, a través del cual la capacitación continua promovía el desarrollo de las competencias laborales. Las competencias laborales nos dan la pauta para intentar satisfacer la necesidad de optimización, sin embargo, aún muchas organizaciones no han logrado tener claro este concepto, o lo que puede significar. Sabemos que dicho concepto de competencia laboral ha cobrado mayor relevancia en el mundo corporativo, y se tiene entendido que, mediante el adecuado desarrollo de estas competencias, se tiene una mayor probabilidad de que los colaboradores den respuesta de manera exitosa a las complejas demandas, a las actividades o a las tareas específicas.

A las organizaciones, con base en estos conceptos, les resulta evidente que el personal que se incorpora o forma parte de ellas no sólo requiere contar con los conocimientos técnicos y teóricos para desempeñar una ocupación, sino que requiere tener conocimientos transversales, así como destrezas y aptitudes que les permitan desempeñarse adecuadamente.

Pero realmente, ¿qué importancia tienen las competencias laborales en el ámbito empresarial? Bueno, entre más abunden las competencias laborales la administración de los recursos humanos mejorará, ya que el desarrollo de los procesos dentro de las organizaciones se transformará en una visión más amplia y flexible, en donde el crecimiento empresarial se vea impactado, ya que el contar con personal con conocimientos y habilidades, mucho más participativo y que se involucre más en conocer el negocio, ayuda a asegurar el cumplimiento de resultados y el logro de los objetivos, repercutiendo directamente en el éxito de la organización; si la atracción de talento es importante para Recursos Humanos, entender y usar las competencias laborales para mantener una fuerza de trabajo motivada y competitiva es vital.

EN EL MUNDO EMPRESARIAL TAN DEMANDANTE DE HOY ES INDISPENSABLE QUE SE CUENTE CON COLABORADORES EFICIENTES, CONOCEDORES, HÁBILES Y COMPRENSIVOS; QUE SEPAN SOLUCIONAR DE FORMA AUTÓNOMA SITUACIONES CONTINGENTES Y PROBLEMÁTICAS. DEPENDE DE LAS PROPIAS ORGANIZACIONES EL DESARROLLAR ESTAS COMPETENCIAS A TRAVÉS DE NUEVAS FORMAS DE GESTIÓN PARA EL LOGRO DE LOS OBJETIVOS.

Es evidente que el adoptar este enfoque por competencias, les exige a las corporaciones implementar nuevas formas de gestión, donde el verdadero desafío es el desarrollar mecanismos de administración abiertos, que les permitan incorporar la cultura del cambio y así obtener el mejoramiento continuo.

El verdadero reto es que se conozcan y comprendan las razones y los propósitos de incorporar las competencias laborales dentro de la organización; identificar cuáles son los elementos que hay que tomar en cuenta para asegurarse de que las competencias que se pretenden desarrollar sean las adecuadas, las que promuevan los objetivos empresariales a largo plazo.

El factor para que las organizaciones se declaren competitivas son los colaboradores, y es evidente que, con modelos de gestión tradicionales, no se puedan asumir nuevas prácticas que generen cambios y adaptación a las nuevas realidades. El mundo avanza a velocidad vertiginosa y las organizaciones deben seguir el paso, buscando siempre formas innovadoras de implementar programas para desarrollar competencias estratégicas. Un punto clave en las áreas de Recursos Humanos es la coordinación entre las instancias de formación, de tal modo que permitan a los colaboradores acumular competencias que estén certificadas, sin distinción de dónde se desarrollaron las acciones de formación o en dónde tuvieron lugar las experiencias laborales; cabe aclarar que se debe permanecer abiertos a las actualizaciones de las mismas.

Así, como organización sería prudente cuestionarse si las estrategias de gestión del talento son las adecuadas para desarrollar personal con competencias, que realmente nos generen valor. ¿Es posible, o incluso conveniente, implementar cambios en nuestros sistemas de desarrollo y formación que nos permitan generar un mayor nivel de competitividad?, ¿qué es lo que se necesita para que el personal se mantenga desarrollado en las competencias laborales que requiere su puesto ocupacional?, ¿cómo medimos si realmente lo que implementamos nos ayuda a desarrollar competencias laborales?… éstas son algunas de las preguntas fundamentales que debe generar cada organización para evaluar su desarrollo actual. Es por ello que en el Instituto FONACOT (Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores) nos hemos ocupado en enfocar nuestra capacitación en el desarrollo de competencias laborales, utilizando nuevas metodologías a nivel mundial como el aprendizaje experiencial, Metodología Lego® Serious Play® (basada en la construcción de modelos tridimensionales para identificar, analizar y solucionar problemas en las empresas), aprendizaje basado en solución de problemas auténticos, equipos de alto desempeño y coaching sistémico al personal de mando, que permitan que nuestros colaboradores tengan un crecimiento integral basado en experiencias y conocimientos enfocados a la atención al cliente, debido a que conocemos la responsabilidad que recae en cada corporación.

Por ello reconocemos que es imperante mantenerse permanentemente en la búsqueda de herramientas para facilitar el crecimiento y promover el nivel de desempeño de cada colaborador, herramientas que fomenten el trabajo en equipo, el eficiente establecimiento de objetivos, la flexibilidad y adaptabilidad ante el cambio, el mejoramiento de diferentes habilidades y la capacitación en tecnología de punta. Asimismo estamos en el desarrollo de nuevas competencias técnicas en actividades estratégicas del Instituto, como son la Promoción y Otorgamiento del Crédito, las cuales permitirán que nuestro personal obtenga dichas certificaciones reconocidas por la autoridad educativa del país y por las empresas de los sectores productivos. Los resultados de esta inversión han permitido que el personal muestre un desempeño enfocado a resultados tangible y con orientación a los nuevos retos globales derivados de la transformación que ha tenido el Instituto, el país y el mundo entero en los últimos años.


Fundado en 1974, el Instituto FONACOT se especializa en otorgar créditos a los trabajadores para adquisición de bienes y servicios.
www.fonacot.gob.mx